La exconcursante de Gran Hermano Carlota Prado ha negado de forma rotunda que haya puesto "aún" una denuncia contra su presunto violador, José María López, según han publicado diversos medios.

Prado ha asegurado a 20minutos que "sí es cierto que estoy en conversación con mis abogados, pero no he hecho nada hasta el momento".

Diversos medios, que citan fuentes policiales, aseguran que la joven habría acudido a la comisaría de la calle Leganitos, en pleno centro de Madrid, para poner una denuncia contra el otro exconcursante, por una supuesta violación.

Los supuestos hechos ocurrieron durante el concurso, donde, según denunció la propia organización y más tarde reconoció la propia Carlota Prado, el acusado habría mantenido sexo con la concursante cuando ésta se hallaba inconsciente por la ingesta de alcohol.

Tras los hechos, la dirección del concurso de Telecinco decidió que ambos salieran de la casa, él de forma permanente y ella hasta que quisiera reincorporarse si así lo decidía, cosa que hizo días después.

Tras la salida de la casa de Carlota, por la vía habitual del concurso (expulsada por la audiencia) ha mantenido una intensa labor en redes sociales, donde llegó a reclamar a José María que detuviera el "linchamiento" al que estaba siendo sometida por lo que ella consideró que era el entorno familiar o de amistades de él.