Ainara Erice Casado (Pamplona, 1993), graduada en Derecho y titulada en el Máster Universitario en Acceso a la Abogacía de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), ha obtenido el Premio Universitario Jaime Brunet a los Derechos Humanos y la Cooperación al Desarrollo, que otorga la Fundación del mismo nombre.

El galardón, que está dotado con 2.000 euros y un certificado, premia aquellos trabajos de fin de grado o máster que versen sobre la defensa y protección de los derechos de las personas y sobre mejoras y propuestas en materias relativas a la cooperación al desarrollo.

Ainara Erice, que está estudiando en la actualidad el Máster Universitario en Responsabilidad Civil de la Universidad Carlos III de Madrid, es autora del trabajo fin de máster 'Mutilación genital: relevancia del fenómeno cultural en su tratamiento jurídico-penal', dirigido por la profesora Leticia Jericó Ojer, profesora del Departamento del Departamento de Derecho Público de la Universidad.

En su trabajo, Erice explica la situación de las más de 200 millones de mujeres que "se ven sometidas en países de África y Oriente Medio a esta forma de violencia sexista y discriminación por razón de sexo, que está prohibida además por la legislación internacional y penada en España", explica la UPNA en una nota.

Se trata de una práctica que, en palabras de la autora del trabajo, persigue "someter a las mujeres a los hombres bajo pretextos como la costumbre, la tradición, la higiene, la salud o la religión, entre otros".

Para el análisis de la situación, la autora del trabajo ha consultado legislación internacional y nacional. En este último caso, ha analizado varias medidas legislativas, entre las que destacan la tipificación expresa del delito de mutilación genital y la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial en relación con el principio de justicia universal, todo ello acompañado de una extensa jurisprudencia.

Asimismo, Erice ha estudiado en profundidad "el precepto que castiga penalmente la realización de la mutilación genital o la necesidad de su castigo expreso, entre otros, especialmente, el de la relevancia del error de prohibición (cuando una persona considera que está actuando de manera lícita) para excluir o rebajar la pena a los autores del delito, generalmente los progenitores de la menor víctima". Además de las medidas para perseguir el delito, también se expone en el trabajo "cómo España ha adoptado medidas de carácter preventivo destinadas a proteger a aquellas niñas y mujeres que se encuentren en riesgo de sufrir la ablación. Entre ellas, la más significativa es la concesión del derecho al asilo por razón de género", apunta.

El jurado del Premio Universitario Jaime Brunet ha estado compuesto por tres docentes de la UPNA: los catedráticos Antonio Gorri Goñi (Departamento de Trabajo Social) y José María Rifá Soler (Departamento de Derecho Público) y el profesor titular de Universidad Francisco Javier Blázquez Ruiz (Departamento de Derecho Público).

El Premio Universitario Jaime Brunet lo otorga, desde 2014, la Fundación Jaime Brunet, que, desde 1998, concede también el Premio Internacional Jaime Brunet a la Promoción de los Derechos Humanos, que ha distinguido "la trayectoria excepcional de personas e instituciones dedicadas a la defensa de los derechos humanos". Sin embargo, "el propio Jaime Brunet mostró interés en destacar posibles trabajos de investigación encuadrados en esa misma línea, por lo que se decidió establecer un premio para distinguir, cada año, el trabajo de un estudiante universitario", ha explicado la UPNA.

La Fundación Jaime Brunet es una fundación cultural privada, de interés social y carácter permanente, cuyos fines son el fomento del respeto a la dignidad humana, a las libertades fundamentales y a los derechos humanos, así como la erradicación de situaciones y tratos inhumanos o degradantes. La Fundación promociona actividades dirigidas a tal objeto y estudios relacionados con el respeto a tales valores.

La fundación toma el nombre de Jaime Brunet Romero (Bayona, Francia, 1926-San Sebastián, 1992), que se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid. Decidió legar su fortuna para crear a su fallecimiento la fundación que, con su nombre, se dedicara a divulgar los derechos humanos y a premiar a quienes, por su trabajo en defensa de ellos, se hicieran merecedores de este reconocimiento. De este modo, se creó la Fundación Jaime Brunet Romero, con residencia en la Universidad Pública de Navarra, según su voluntad testamentaria.