La Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado al juzgado instructor que reabra la causa del accidente de la Línea 1 de Metrovalencia, ocurrido el 3 de junio de 2006, en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, según un auto hecho público este lunes.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el tribunal insta a la magistrada instructora a tomar declaración a todos los investigados, rechaza practicar las restantes diligencias pedidas por las acusaciones por "innecesarias" y ordena ir a juicio.

El Juzgado de Instrucción número 21 de València archivó el procedimiento el pasado mes de mayo -por tercera vez desde que se inició la investigación- al descartar que existieran responsables penales y al no ver acreditado que en el siniestro "tuviese incidente un fallo o mal estado del material móvil o de la infraestructura".

Tanto la Fiscalía como la Asociación de Víctimas 3 de Julio recurrieron esta decisión de sobreseimiento y ahora la Audiencia Provincial les ha dado la razón y ha ordenado a la instructora que reabra el caso.