La venta de solares para edificar viviendas apenas financiará el 15% de la inversión ferroviaria total de la operación Parque Central de València. Así lo ha calculado la sociedad pública impulsada por el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento para acometer las diferentes obras, tanto de la zona verde que quedará en la superficie como de soterramiento de las vías y diseño de las nuevas arterias ferroviarias de la ciudad.

El director general de la Sociedad Parque Central, Salvador Martínez, ha cifrado este miércoles en 300 millones de euros el dinero que se prevé recaudar con la venta de parcelas, frente a un coste total de 2.000 millones de euros que supondrá la operación ferroviaria en su conjunto, que incluye tanto la futura Estación Central diseñada por César Portela (800 millones) como el túnel pasante hacia el norte con dos estaciones subterráneas de Cercanías en Aragón y la Universitat Politècnica (700 millones) y el canal de acceso (300 millones). Esta última obra será la primera que se acometerá, para lo que ya está trabajando un grupo de trabajo en el seno de la comisión ejecutiva.

Martínez ha afirmado que esta comisión ha abordado en su reunión la próxima venta de suelo, pero sin dar muchos detalles "para no generar movimientos especulativos" en el precio. Según ha indicado, el consejo de administración estudiará el pliego que regulará el proceso de venta y la propia estrategia, es decir, qué grupos de solares se sacan a subasta. Según ha manifestado, ya se tiene "una valoración de solares, de forma individual y en paquetes". En esta misma línea se ha pronunciado el concejal de Desarrollo Urbano de València, Vicent Sarrià. "Hasta que no se soterre el canal de acceso y podamos poner la segunda parte de los solares resultantes, aún queda tiempo", ha dicho.

Sarrià ha informado de la aprobación de un nuevo plazo, solicitado por parte de la empresa contratista, para la finalización de las obras de la primera fase del Parque Central, que supone el 40% de la futura zona verde, la no afectada por la actuación ferroviaria. El retraso se debe a "un problema" con el granito de las fuentes y canalizaciones, "tanto en las tonalidades de las distintas remesas como en la calidad" de las mismas, según el edil. "Es un tipo de piedra que tiene un tratamiento para que al pisarla no resbale, y esto no se daba de manera uniforme y por tanto se había requerido a la empresa la subsanación de ese defecto", ha detallado el concejal.

La demora será de cuatro o cinco meses: "Barajamos junio-julio como el horizonte más lógico y luego vendrá la recepción por parte del Ayuntamiento" para que los técnicos revisen que todo está en orden. "De lo que no me cabe duda es de que este año el parque estará abierto" a la ciudadanía, añadió Sarrià. Según ha afirmado el director de la sociedad València Parque Central, la superficie total afectada por los trabajos de reparación del granito es de 5.900 metros cuadrados. "Es la suma de las fuentes más los canales y normalmente acopiamos algo para mantenimiento, en total serán 6.000 metros cuadrados", ha explicado Salvador Martínez.

El ‘Hyde Park’ valenciano

Superficie. Las obras de la primera fase del Parque Central de València, que comprende 110.826 metros cuadrados, un 40% de la superficie total, se encuentran en su recta final.

Dotaciones. Ruzafa y Malilla serán los barrios más beneficiados en un primer momento, ya que las obras, además de habilitar grandes espacios verdes, supondrán la creación de dotaciones públicas municipales deportivas, educativas y sociales en las antiguas naves rehabilitadas.

Arbolado. En estos momentos se está llevando a cabo la plantación de un millar de árboles y de 85.000 plantas arbustivas en diferentes áreas.