La preocupación por la independencia de Cataluña ha caído casi veinte puntos desde el referéndum del 1-O al pasar de ser citado en octubre por un 29 por ciento de los ciudadanos como uno de los tres principales problemas del país, a un 11,3 por ciento en el barómetro del CIS del pasado mes de febrero.

Preocupación por la corrupción

No obstante, el paro repite como principal problema con un 65,5 por ciento, seguido de la corrupción y el fraude, que vuelve a repuntar y pasa del 35,1 de enero al 38,7 del último barómetro. El barómetro del CIS se realizó en los primeros doce días de febrero, donde además de la crisis política de Cataluña copaban las portadas los ecos de las confesiones de Álvaro Pérez 'El Bigotes' y Ricardo Costa en el juicio de la trama valenciana de Gürtel y el cabecilla de la trama, Francisco Correa, comparecía ante el Congreso.

Esta encuesta, difundida coincidiendo con el Día de la Mujer, revela una escasa preocupación por la violencia contra las mujeres, solo citada por el 2,4 por ciento, dos puntos menos que en enero, mientras que solo el 0,5 por ciento de los encuestados cita "los problemas relacionados con la mujer" como principal preocupación.

La inquietud por la sanidad se anota un 12,7% y adelanta a la independencia de Cataluña como quinto problema del país