El llamado Govern de la Nau, formado por Compromís, PSOE y València en Comú (la marca local de Podemos), obtendría la mayoría de los votos y se consolidaría al poder reeditar la fórmula mediante la que Joan Ribó accedió a la Alcaldía en 2015. Esta es la principal conclusión que arroja la cuarta edición del Barómetro Municipal de Opinión Ciudadana de mayo, que ha elaborado la Oficina Estadística del Ayuntamiento, a partir de 2.307 entrevistas en todos los distritos de la ciudad.

Según el sondeo, en el apartado de votos a candidaturas, Compromís sería la primera fuerza con el 23% de los sufragios (frente al 23,28% de 2015), seguido de Ciudadanos (20,1%), PSOE (17,2%), PP (17%) y Podemos (14,1%). Ciudadanos, Podemos aumentan sus apoyos en torno a cinco puntos, frente a los tres del PSPV, mientras el PP se desploma en su antiguo bastión electoral, al pasar del 25,71% cosechado en 2015, cuando fue la primera fuerza política del Ayuntamiento, al 17% que le otorga la encuesta, que además sitúa a este partido como el cuarto del Consistorio.

No obstante, en intención directa de voto, el grupo más mayoritario es el que contesta que no sabe a quién votará (el 26,5%) y un 8,4% no contesta. Otro 10,8% afirma que no acudirá a las urnas el día de los comicios. La encuesta se realizó entre abril y mayo de este año, por lo que en ella no se refleja el efecto de casos como la detención del expresidente Eduardo Zaplana, la sentencia del caso Gürtel, la moción de censura del PSOE o la polémica por el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero.

El concejal de Control Administrativo, Carlos Galiana, ha presentado este martes los resultados del Barómetro, y ha afirmado que en el balance de voto más simpatía, el Gobierno municipal está "francamente contento" por los resultados obtenidos. Además, el partido que más rechazo genera es el PP y el que menos Compromís, ha añadido Galiana. Respecto a la ubicación ideológica de los votantes, la media es de 4,9, siendo el 0 la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha.

En el apartado de los líderes políticos municipales, la encuesta da un aprobado a los tres de las fuerzas del Gobierno. El alcalde, Joan Ribó, obtiene un 5,40 sobre 10, seguido de la socialista Sandra Gómez 5,25 y de la portavoz de València en Comú, María Oliver (5). El portavoz del PP, Eusebio Monzó, suspende con un 4,81, y cierra la lista el líder de Ciudadanos, Fernando Giner, con un 4,66. Un 38,3% valora como "bien o muy bien" la gestión del Gobierno de coalición Compromís-PSPV-VeC, frente al 12,3% que valora del mismo modo la oposición de Ciudadanos, y el 9,7% que da esta calificación a la labor del PP.

La primera oleada del Barómetro Municipal se publicó en abril de 2017 y, desde entonces, ha habido otras dos entregas más: una sobre consumo y compras y otra centrada en el medio ambiente.

Radiografía de la ciudad

En cuanto a imagen de la ciudad, el 39,9% cree que València ha mejorado durante el último año, frente al 33,8% que tiene la misma sensación en el caso de la Comunitat Valenciana y solo el 13,6% para el conjunto de España. El grado de satisfacción del conjunto de la ciudad arroja una nota más elevada (8,2) que por distritos (7,9).

La nota media en cuanto a la gestión del Ayuntamiento es de 5,7 sobre 10, frente al 5,4 de la Generalitat y el 3,5 del Gobierno central, medio punto menos que en la anterior encuesta. Dos distritos suspenden al Consistorio: Pobles del Sud (4,8) y Pobles del Nord (4,9). El problema más grave sigue siendo, a ojos de los habitantes de la ciudad, el paro (20,3%), seguido de la limpieza (15%), el tráfico (7,3%) y el urbanismo (6,7%). En España, según ha revelado Galiana, el principal problema ha pasado a ser la corrupción.

Los servicios municipales mejor valorados, con un 6,8 de nota, son las bibliotecas y los museos municipales, los mercados municipales y las fiestas populares. En los últimos puestos figuran la regulación de la circulación y la limpieza de las calles (5,6 en ambos casos) y los aparcamientos públicos, que vuelven a suspender, con un 4,7. De hecho, estos tres últimos son los únicos que empeoran en el último año. En el caso de los aparcamientos, Galiana anunció que el Ayuntamiento habilitará próximamente ocho solares como depósitos de vehículos ante la elevada demanda ciudadana en los barrios. En concreto, estarán en las calles Siete Aguas, Flor de Mayo, Pere Delmonte, Jaume II, Doctor Waksman, Vicente Castell Maiques, Francesc Sempere y San Clemente.

Además, por distritos, la limpieza pasa a ser el más citado por los vecinos, aunque baja 3,5 puntos. Los que más mejoran son el carril-bici, Las Naves y los mercados municipales.