A las puertas de la época estival, alquilar una casa para pasar unas vacaciones con la familia y amigos se ha convertido en uno de los recursos más demandados. Si eres de los que reserva las vacaciones en el último momento, te puedes encontrar con que los hoteles no tengan disponibilidad o incluso con que los precios de las habitaciones estén por las nubes.

Alquilar un apartamento se ha convertido en una alternativa más económica que el hotel. Compartir la vivienda con más gente y poder cocinar tu propia comida, son factores que hacen que te puedas ahorrar unos eurillos.

Pero como dice el refrán 'no es oro todo lo que reluce' y, por tanto, no todo lo que se ve por internet es real. Para que no te lleves un disgusto que te amargue las vacaciones, te dejamos una serie de consejos que tienes que tener en cuenta antes de alquilar un apartamento.

  • Visita la vivienda: si tienes la posibilidad de ir al apartamento antes de alquilarlo mucho mejor. De esta manera te cercioras de que la vivienda realmente cuenta con los equipamientos que ponía en el anuncio. Pero si esta opción no es posible, lo mejor es que hables directamente con el casero y le pidas que te envíe fotografías de la vivienda: habitaciones, mobiliario, electrodomésticos...
  • Comprueba la ubicación: la situación de la vivienda es un factor muy importante. Lo mejor es comprobar la distancia que hay entre la vivienda y los puntos de interés: el centro, la playa, la zona de ocio y restauración...
  • Conoce el precio medio de la zona: es muy importante conocer el precio medio de la zona para saber si lo que vas a pagar está en concordancia con lo que se está pidiendo.
  • Firma un contrato: para no tener problemas lo mejor es firmar un contrato. En él, además de señalar el importe del alquiler y los días que vas a estar, también es recomendable que aparezca el importe de la fianza o la señal.
  • Haz una transferencia: Lo mejor es pagar con la tarjeta o realizar una transferencia ya que los bancos pueden revocar la operación. También es recomendable comprobar que el titular de la cuenta donde se ingresa el dinero es el mismo que el dueño de la vivienda.
  • Posibilidad de cancelar la reserva: si eres de los que reserva con mucha antelación lo mejor es que negocies el poder cancelar la reserva sin gastos en un plazo determinado. Con tanto tiempo de antelación, uno nunca sabe los imprevistos que puede llegar a tener.
  • Comprueba el inventario: con la entrega de las llaves, a veces también se da un inventario en el que se detalla la relación de muebles y enseres con los que el piso está equipado. Antes de firmar nada, comprueba que la vivienda cuenta con todo lo que pone en la lista y avisa de las deficiencias que veas.