Durante los últimos cinco años en los que el suplemento de economía de 20minutos, MiBolsillo, ha salido a la calle cada mes, el mercado de la vivienda ha experimentado una recuperación lenta y moderada que se ha plasmado en el incremento pausado tanto del número de operaciones como del precio del metro cuadrado en compraventa y alquiler.

Teniendo en cuenta los datos del Ministerio de Fomento, el valor tasado medio del metro cuadrado de la vivienda libre en España a principios de 2013 era de 1.516 euros, cifra que apenas ha variado respecto a la del primer trimestre de 2018, cuando se situó en 1.566 euros el metro cuadrado. Si bien durante el último lustro la cifra más baja (1.455 €/m2) se dio en el tercer trimestre de 2014, momento en el que los precios tocaron fondo, estos se mantuvieron siempre muy lejos de los 2.101 del primer trimestre de 2008, año en el que estalló la crisis económica y la burbuja del ladrillo.

"En 2013 vimos algunos signos de recuperación pero los precios seguían a la baja. Cuando se empezó a ver la luz a final del túnel fue a partir de 2015 y 2016. Ya en 2017 salimos del bache y se confirmó el cambio de tendencia", resume la directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio.

Desde el último año hasta aquí el sector se está asentando en la senda de la recuperación, "pero continúa lejos de alcanzar los niveles de precios pre-crisis, ni tampoco se quiere volver a eso", advierte Toribio.

En su último informe, el Colegio de Registradores apunta que el número de compraventas de vivienda registradas en el último trimestre ha sido de 128.990, el volumen trimestral más elevado desde el tercer trimestre de 2008. En vivienda nueva se registraron 22.299 operaciones y en usada 106.691 compraventas, la cifra absoluta más elevada desde el segundo trimestre de 2007.

En el mercado del alquiler, los precios presentan la misma curva, con un valle en 2014, cuando se registraron los niveles más bajos (6,77 euros el metro cuadrado), pero recuperando en la actualidad el nivel de precios que presentaban en 2013. De los 6,90 euros que costaba de media alquilar el metro cuadrado al mes hace cinco años, actualmente se paga una media de 8,44 euros por metro cuadrado al mes, según los últimos datos de Fotocasa, referentes al mes de mayo de este año 2018.

Durante estos años el mercado del alquiler "ha ganado peso en el sector", logrando una "visión más positiva", pues el porcentaje de población que vive de alquiler es más alto que en 2013. "Antes solo valía la compra", valora Toribio.

GRÁFICO: HENAR DE PEDRO

Sin embargo, durante el último año en el que los precios de los arrendamientos se han disparado, sobre todo en las grandes ciudades, "hemos vuelto a dar un paso hacia atrás" y ha reavivado la idea de que arrendar casa es "tirar el dinero". Así pues, seguimos con la etiqueta de "país de propietarios", opina la directiva de Fotocasa.

Durante este tiempo, los grandes players del sector han aprendido a "pensar más en la demanda que en la oferta". Gracias a las nuevas tecnologías y el big data, son capaces de tomar decisiones basándose en información fehaciente sobre el tipo de viviendas o las localizaciones más solicitadas.

La inversión extranjera se mantiene pero la demanda de la población española es más lenta, debido en opinión de Toribio a que "los precios se están recuperando más rápidamente que los sueldos". Esto ha generado que el mercado de la vivienda siga despertando grandes intereses, pero que muchos ciudadanos, especialmente los jóvenes, sigan sin poder acceder por falta de ahorros e inestabilidad económica.

El futuro dependerá del tiempo que continúen las actuales (e inusuales) medidas de laxitud del Banco Central Europeo, que de momento mantiene los tipos bajos pero todos los expertos coinciden en que "viene una subida de los tipos" y esta afectará de nuevo al sector, reduciendo el número de operaciones. De todas formas, el consumidor ya ha aprendido de los errores del pasado y "ni los bancos prestan con la misma alegría que antes ni los que buscan casa están dispuestos a endedudarse a 40 o 50 años".

Buzones inteligentes

El veloz desarrollo tecnológico ha llegado también a la vivienda. Las proptech o empresas del sector con base tecnológica se están haciendo un hueco en el mercado. Así, las constructoras están cerrando acuerdos con empresas como Citibox para incluir en las nuevas promociones buzones inteligentes que permiten a la población recibir los paquetes de sus compras online aunque no se encuentren en casa en el momento en el que llega el repartidor.

Ayudas a las reformas en casa

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que por primera vez contempla ayudas para las obras que se hagan en el interior de los inmuebles y no sólo para la rehabilitación de edificios, podría contribuir a que el gasto de cada vivienda en reformas aumente un 4,5% este año, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac).

Los principales objetivos de esta medida del Ministerio de Fomento son contribuir al incremento del parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural.