La 33ª edición de los premios Goya, que se celebrará el 2 de febrero del 2019 en el Palacio de Exposiciones y Congresos (Fibes) de Sevilla, reivindicará el cine español "como un sector estratégico", generador de "riqueza, empleo y actividad", según ha destacado este martes el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso.

"El cine español ha sido objeto de polémica en los últimos años y nuestra apuesta firme desde que hemos entrado en la Academia es que se reconozca el valor de nuestros cineastas y de nuestro cine como una industria estratégica, como un sector que es fundamental en la riqueza, no solo económica, de nuestro país", ha subrayado en rueda de prensa.

Barroso ha valorado el talento del cine andaluz, ha recordado que los cineastas andaluces, muchos de ellos presentes en el acto, suponen ya la tercera mayor representación de la Academia y ha concluido que "es de justicia" que se haya elegido Sevilla como sede para la próxima gala de los Goya, "aunque solo sea por ellos".

Ha añadido que la elección de la capital andaluza se acordó por unanimidad de la Junta Directiva de la Academia, ha valorado el apoyo recibido por el Ayuntamiento de Sevilla y ha apostillado: "Los que hacemos cine sabemos que es muy importante ir a los sitios en los que nos quieren y que nos quieran en Sevilla ya puntúa muy alto y que apuesten tan fuerte por el cine español nos halaga".

Esta será la segunda ocasión en la que la gala de los Goya se celebre fuera de Madrid, tras la del 2000, desarrollada en Barcelona, porque, según Barroso, la Academia "es la de todos los cineastas del Estado" y "hay que salir de Madrid".

"La alfombra roja más importante de España"

Barroso también ha destacado, a preguntas de los periodistas, que la Academia mantendrá su "alianza permanente" con TVE para la producción de esta gala, que será presentada en su 33ª edición por Andreu Buenafuente, quien ya ejerció de maestro de ceremonias en las del 2010 y 2011, y por la actriz Silvia Abril, ambos pareja en la vida real.

Ha valorado que Sevilla ofrezca las infraestructuras adecuadas para albergar esta ceremonia -"la alfombra roja más importante de España", ha subrayado- en la que participan más de 2.500 personas y que requiere de avanzadas instalaciones tecnológicas.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha asegurado a los representantes de la Academia que no se van a arrepentir por haber elegido a la capital andaluza, ciudad que, ha remarcado, "se va a volcar" con los Goya porque "los sevillanos sabemos ser agradecidos".

Ha recordado la media docena de eventos nacionales e internacionales de artes escénicas que va albergar Sevilla este año y en 2019, gracias a la apuesta municipal por la cultura y a sus infraestructuras, y ha abogado por que constituyan "una ocasión de oro" para la proyección internacional de la capital andaluza.

Por su parte, el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha resaltado que la cita supondrá un impacto económico en la ciudad de 5 millones de euros. A los que hay que sumar los aproximadamente 50 millones de euros que "costaría la publicidad que generan" estos premios y que el Consistorio "no podría pagar".

En cuanto al coste de la gala, este aún está definiéndose, pero el Consistorio hispalense aspira a que sea "coste cero" gracias a la colaboración tanto de los patrocinadores habituales como de otros nuevos de Sevilla que se puedan sumar.