La expansión de las vías ciclistas en la ciudad de Madrid ha sido uno de los empeños del Gobierno municipal desde el inicio de la legislatura. Su apuesta por las nuevas infraestructuras se ha traducido hasta el momento en la construcción de 32 nuevos kilómetros de itinerarios ciclistas. Sin embargo, el Ayuntamiento de la capital tiene aún pendiente la ejecución completa de unos 20 kilómetros prometidos después de los retrasos que han sufrido cuatro proyectos como consecuencia de las discrepancias que mantuvo el Consistorio con Hacienda que impidieron su desarrollo en los tiempos previstos para no superar el techo de gasto fijado. 

Se trata de los nuevos itinerarios ciclistas que discurrirán por Madrid Río, Camino de Vinateros, calle Alcalá y de la Avenida de Burgos con Plaza de Castilla, previstos para este año y cuya ejecución acabará previsiblemente en 2019, según ha podido saber 20minutos.

Este verano ya han empezado las actuaciones para la construcción del nuevo itinerario ciclista que conectará los distritos de Moncloa, Centro y Arganzuela. El proyecto municipal, que servirá para disminuir la conflictividad existente entre peatones y bicicletas en la senda compartida de Madrid, contempla un itinerario que discurra entre el Puente de los Franceses y la Plaza de Legazpi divido en tres tramos que supondrán en total 7,6 nuevos kilómetros de vías ciclistas.

En Camino de Vinateros, los trabajos, que arrancarán este año, que servirán para conectar los distritos de Retiro y Moratalaz mediante una carril ciclista de cinco kilómetros arrancarán este año. El itinerario se desarrollará por avenida de Moratalaz, Camino de Vinateros, Corregidor Diego Valderrábanos, avenida Nazaret, Lira o Los Astros, entre otras calles, y unirá de este modo las zonas verdes de la Cuña Verde y el parque del Retiro. 

Por su parte, el Gobierno municipal decidió retrasar el inicio de las obras en un tramo de la calle Alcalá hasta el próximo año 2019, como ya adelantó este diario. Las primeras actuaciones planificadas entre la zona de Ventas y Quintana (Ciudad Lineal) deberían haber empezado a principios de este verano. El proyecto contempla la creación de un carril bici de tres kilómetros y ampliación de aceras. Las obras de Alcalá son similares a las que actualmente se están ejecutando en la Gran Vía.

El itinerario ciclista avenida de Burgos-Plaza de Castilla, por último, tiene como objetivo "fomentar la movilidad ciclista en los distritos periféricos (Fuencarral y Chamartín)" y "crear un eje norte-sur que conecte con el centro de la ciudad", asegura el Consistorio. Su ejecución está prevista en 2019. Se desarrollará durante 4,5 kilómetros desde el barrio de Las Tablas a través de la carretera Fuencarral a Hortaleza, avenida Burgos, Bambú, Mateo Inurria, entre otras, hasta conectar con plaza de Castilla y la estación de Chamartín. Dará conexión con el Anillo Verde Ciclista y con el centro de la ciudad. 

Objetivo: 430 km hasta 2025

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este año la revisión del Plan Director de Movilidad Ciclista 2008+. Este documento recoge las líneas maestras por las que discurrirán el desarrollo de la bicicleta en la ciudad en los próximos año. El plan figura como objetivo la creación de 430 nuevos kilómetros de vías ciclistas hasta el año 2025, de los cuales hay ya 32 finalizados.