La quinta edición del Medusa Festival arranca el próximo miércoles en la playa de Cullera (Valencia) con una sugerente programación de música dance y techno, con David Guetta y Carl Cox como principales cabezas de cartel, y con el objetivo de alcanzar los 300.000 asistentes en cinco días.

El Medusa Sunbeach, pese a su corta trayectoria, se ha convertido ya en una cita ineludible dentro de los festivales de música que se celebran tanto en la Comunitat Valenciana como en otros puntos de España, han indicado fuentes de la organización.

Invaders es el lema del macro-escenario principal, con unas dimensiones de 30 metros de altura y 100 de ancho, en el que se reproducen naves espaciales y edificios emblemáticos de todo el mundo, como el Empire State, el edificio Crysler o el puente de San Francisco.

El recinto cuenta con otros dos escenarios: uno de ellos es Resonance, de 500 metros cuadrados y con pantallas led, en el que la música techno sonará sin descanso. El tercer escenario estará dedicado a la música remember. Como novedad, este año se ha incluido también un Beach club exclusivo.

El presupuesto de estos escenarios, que en cada edición se han convertido en la imagen más impactante del festival, es de casi dos millones de euros, han indicado las fuentes.

Entre las actuaciones más esperadas de este año se encuentran las de David Guetta y Carl Cox, dos artistas que lo han logrado todo en la música dance y techno, y que son la apuesta de la organización para contentar a las decenas de miles de meduseros que llevaban años pidiendo la actuación de estos artistas.

En el caso de Guetta, se trata de su primer concierto en España después de la cancelación de su show en Santander y los graves y posteriores problemas entre organización y artista, donde ambos se acusan de mentiras mutuas.

Un lleno absoluto

La organización del Medusa, que ha elevado su previsión de asistencia para esta edición hasta los 300.000 asistentes en cinco días, también se muestra optimista con los datos de impacto económico, que el año pasado alcanzó los 22 millones de euros y generó un empleo directo de más de mil personas y otras tantas de forma indirecta con proveedores y subcontratas.

"Hace meses que ya no quedan plazas hoteleras en la ciudad de Cullera y alrededores, el lleno es absoluto y las expectativas en la ciudad son enormes por el impacto económico que genera el festival", ha afirmado el portavoz, Andreu Piqueras.

Como principales actuaciones del festival hay que citar las de Marshmello (20.00 horas) y Alesso (1.30 horas) en la noche del viernes al sábado; las de Deadmau5 (20.00 horas) y Carl Cox (00.00) en la noche del sábado al domingo; y la de David Guetta (21.30 horas) como broche final en la noche del domingo.

Otras actuaciones esperadas son las de W&W, máximos representantes del Big Room; y el espectáculo de Elrow, que congrega a los artistas más representativos de la música techno.

, aunque la mayor afluencia se espera a partir del 10 de agosto, que es cuando empiezan las actuaciones musicales.