Según ha informado la Guardia Civil de Teruel, sobre las 16.00 horas, varios efectivos han tenido que rescatar a los ocupantes de un vehículo que no podían continuar su marcha por la citada vía, ya que el agua llegaba a las ruedas del todoterreno y existía peligro de arrastre por la corriente.

A causa de la crecida se han producido cortes al tráfico en la A-232 durante la tarde. Ya se puede circular con normalidad, aunque con precaución a causa de las balsas de agua que se han podido formar.