Hace unos días preparamos una estupenda receta de calamares rebozados y nos quedaron (casi) tan ricos como los del chiringuito. Y claro, algo teníamos que hacer con todos esos trozos de calamar que no utilizamos para nuestras rabas. Así que decidimos preparar un arroz con calamares, con muy pocos ingredientes y un resultado sorprendentemente bueno.

Podíamos haber añadido algunas verduras, marisco o pescado, pero decidimos simplificar y preparar un arroz rápido con caldo de pescado que también teníamos guardado. Con los calamares frescos y de buena calidad no hizo falta mucho más para improvisar una receta de escándalo.

Nosotros preparamos un arroz seco directamente en la sartén, pero también se podría hacer a la cazuela y hacerlo algo más caldoso. En cualquier caso, es un arroz marinero fácil y que además queda riquísimo y resultón.

Ingredientes

  • 150-200 gr. de calamares
  • 1 diente de ajo
  • 150 gr. de cebolla
  • 300 gr. de arroz redondo
  • 600 ml. de caldo de pescado
  • 100 ml. de vino blanco
  • Pimentón de la vera
  • Pimienta negra
  • Sal y aceite de oliva virgen extra

Preparación

Troceamos los calamares y laminamos un diente de ajo. Añadimos un poco de AOVE (aceite de oliva virgen extra) a la sartén y echamos el ajo con los calamares. Espolvoreamos pimentón de la Vera y añadimos un poco de sal. Removemos un par de minutos para que se doren los ajos y lo pasamos todo a un plato. Reservamos.

Picamos la cebolla y la sofreímos a fuego medio hasta que quede transparente. Utilizamos una sartén antiaderente y AOVE. Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore. Cuando casi no quede vino echamos el arroz y removemos durante unos minutos. Podemos añadir pimienta negra y un poco más de pimentón.

A continuación añadimos el caldo de pescado y los calamares que habíamos reservado, y dejamos que se vaya consumiendo el caldo a fuego medio sin remover demasiado para que el arroz no suelte almidón. Probamos y añadimos sal si es necesario. En unos 15-18 minutos estará listo. Apagamos el fuego y tapamos la sartén con un trapo de tela limpio. Dejamos reposar 5 minutos antes de servir.