Fritz, el gorila más viejo de Europa, murió este lunes 20 de agosto en el zoológico Hellabrunn de Munich (Alemania) mediante una eutanasia debido a su grave estado de salud, que empezó a ser notable el pasado sábado 18 de agosto, según informaron este martes fuentes de la entidad.

Por ello, el zoológico decidió cerrar el sábado el recinto del gorila cuando éste comenzó a mostrar síntomas de debilidad, con el objetivo de proporcionar cierta privacidad al grupo de gorilas con el que vivía allí. Debido a que Fritz no tenía perspectivas de mejorar y staba inmovilizado, se decidió poner fin a su vida mediante la eutanasia, según detalla el centro.

Fritz, que nació en Camerún en 1963, era el padre de seis gorilas, un total de dos hembras y cuatro machos. Así, 'Fritz deja 14 tataranietos que viven en diferentes zoológicos de Europa. Entre sus hijos se encuentra el gorila Schorsch, que también ha alcanzado fama y vive en el Loro Parque de Tenerife.

El gorila vivió desde septiembre de 1984 hasta enero de 1985 en el Zoológico de Berlín y desde julio de 1986 hasta noviembre de 1988 en Dvur Kralove, en República Checa. Ya en octubre de 2017 con 54 años, empezó a manifestar su enfermedad, por lo que, tal y como indica el zoológico donde vivía, ni siquiera quería comer su comida favorita: el queso cottage con mermelada de frambuesa.

Precisamente el pasado mes de julio, la Radiodifusión Bávara transmitió un documental radiofónico que estaba dividido en tres partes sobre la vida de Fritz, titulado Der Patriarch, Familienchronik y Der Tag