Siete de cada diez hombres que han utilizado tratamientos cosméticos champús, lociones o cremas contra la caída del cabello han quedado insatisfechos, según una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 882 varones.

La alopecia androgenética afecta, según la OCU, a casi la mitad de los varones y el 52 % de los consumidores encuestados han seguido algún tratamiento para frenar la caída del pelo. En su informe, la organización considera estos productos "en su mayoría ineficaces".

De acuerdo con el estudio, en el 62 % de los casos la alopecia tiene origen genético, mientras que el estrés (32 %), los problemas con la caspa (17 %) y la edad (16 %) constituyen las otras razones.

Casi la mitad de los encuestados han recurrido a medicamentos para tratar la alopecia, entre los que destacan minoxidil y finasterida, los dos principios activos más utilizados y que tienen "efectos visibles" pasados varios meses, señala la OCU que, no obstante, recuerda que tienen inconvenientes como su precio elevado y la posible aparición de efectos secundarios.

Solo un 5 % de los encuestados ha recurrido al trasplante capilar, el tratamiento más efectivo dado que su grado de satisfacción alcanza el 45 %. Sin embargo, los 5.000 euros de media que cuesta este tratamiento constituye su mayor problema.

Por último, la OCU "desaconseja" dejarse llevar por la publicidad que acompaña a muchos productos contra la calvicie, ya que "exagera unos resultados que nunca se obtienen" y "tiene como efecto que los consumidores pierdan su tiempo y su dinero".