El mango es esa fruta tan exótica que se coló en nuestro país y que desde hace ya unas décadas convirtió a Malága en el mayor exportador de Europa. Ahora está en plena temporada, y por eso motivo tenemos que aprovecharla.

De los beneficios del mango ya hablamos no hace mucho, sin duda es una fruta con muchas propiedades y que da mucho juego en la cocina, tanto para postres como también en recetas saladas.

Y es la base perfecta para un helado que anime lo que queda de verano. Con la ayuda del Thermomix vamos a conseguir una textura cremosa perfecta. Y si queremos una versión más ligera, es tan fácil como usar yogur desnatado y edulcolorante.

Ingredientes

  • 1 mango grande maduro
  • 100 gr. de panela
  • 500 gr. de yogur natural sin azúcar
  • Zumo de media lima

Preparación

Lavamos el mango, lo pelamos y cortamos a trozos. Los ponemos en el vaso y trituramos 30 segundos a velocidad 5, y vamos subiendo progresivamente hasta 10.

Con la espátula bajamos la pulpa de mango hacia el fondo del vaso. Añadimos el azúcar, el yogur y el zumo de lima. Programamos 1 minuto a velocidad 5 y subimos hasta 10 progresivamente.

Vertemos la crema en un tupper o fuente baja y lo introducimos en el congelador unas 5 horas.

Pasado el tiempo de congelador, cortamos la crema congelada en trozos de 3-4 centímetros y la ponemos en el vaso. Introducimos la espátula por la abertura y la vamos moviendo de lado a lado mientras trituramos 1 minuto a velocidad 5 subiendo hasta 10 progresivamente.

Lo repartimos en boles y decoramos al gusto con virutas de chocolate, nata o coco rallado.