El verano está a punto de esfumarse. Hemos pasado de junio a septiembre en un suspiro y no nos queda más remedio que apurar los días de playa, deshacer las maletas y volver al trabajo y sus rutinas.

Seguro que la lista de propósitos en septiembre es aún más larga que la de Año Nuevo, y posiblemente no falte lo de "comer de forma más sana y equilibrada". Ojalá no sea porque se nos ha ido la mano en verano con tapas, helados y cervecitas, porque ya sabemos que lo detox no existe, y el sistema de compensar excesos con dieta sana no funciona. 

Lo ideal es aprovechar esta vuelta al cole como una excusa para empezar a comer mejor, cocinar más en casa -las dos cosas suelen ir muy unidas- y prepararnos unos tuppers para el trabajo que sean la envidia de todos los compañeros. Y es que sano y equilibrado no significa una ensalada aburrida. Aquí van unas cuantas ideas para afrontar septiembre con otra cara.

Tartar de tomate con alubias

El otro día os enseñamos cómo preparar un estupendo tartar de salmón con aguacate. Otro tartar que también resulta delicioso es el de tomate. Si además lo acompañamos con unas alubias salteadas, ya tenemos un platazo para empezar bien la semana.

Para el tartar necesitamos 3 tomates tipo pera, 3 tomates secos en aceite de oliva, 1 diente de ajo, 1/2 cebolleta, 1/2 pimiento verde italiano, 1 cucharada de tomate de manzana, 1 cucharada de salsa Perrins, 1 cucharada de alcaparras, sal y pimienta negra. Es tan fácil como cortar todos los ingredientes en trozos pequeños y mezclarlos con los ingredientes líquidos. Probamos para ir corrigiendo de sal y picante hasta conseguir el punto que nos guste.
Otro tartar veraniego y delicioso es el de tomate con sandía.

Para las alubias sólo necesitaremos 200 gramos de alubias cocidas. Las salteamos con dos dientes de ajo y salpimentamos al gusto. Llenamos medio tupper con alubias y la otra mitad con el tartar de tomate y lo guardamos en el frigorífico para comerlo fresquito. 

Espaguetis de calabacín con gambas y nueces

En cualquier bazar o tienda de trastos de cocina podemos conseguir uno de esos cacharritos que consigue cortar alunas verduras en forma de espaguetis. Los calabacines quedan perfectos, y si los combinamos bien conseguiremos un plato de diez.

Cortamos un calabacín con el utensilio de cortar verduras en espiral. Si no tenemos podemos sacar tiras finas con una mandolina. Laminamos un diente de ajo y lo sofreímos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Añadimos las gambas o langostinos y salteamos durante 3-4 minutos sin dejar de remover.

Echamos a las gambas con el ajo los espaguetis de calabacín y removemos un par de minutos para que se empapen bien con el aceite y se mezclen con las gambas. Añadimos sal y pimienta, y dejamos templar. Los pasamos a un tupper y decoramos con unas nueces. Podemos comerlos fríos, pero ganan si los calentemos antes un poco.

Berenjena asada con garbanzos

Lavamos bien una berenjena y la laminamos fina. La ponemos en una fuente de horno con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. Ponemos la fuente en el horno -precalentado a 200 grados- durante 30 minutos.

Sacamos del horno, esparcimos un poco de parmesano rallado y unas hojas de cilantro (si no somos amantes del cilantro podemos usar albahaca). Dejamos templar y guardamos en el tupper. Salteamos unos garbanzos con aceite de oliva, sal y pimienta, y los añadimos al tupper con la berenjena.

Cuscus con salmón y espinacas

Preparamos un trozo de lomo de salmón al vapor o a la plancha. Hacemos un sofrito con media cebolla, y cuando esté transparente añadimos un diente de ajo picado y 200 gramos de espinacas frescas. Removemos un par de minutos. Preparamos el cuscus y lo mezclamos con el sofrito de cebolla con espinacas y el salmón cortado en tacos. Dejamos templar y guardamos en un tupper.

Buudha Bowl veraniego

Hace un tiempo ya explicamos en que consistía la moda de los Buddha Bowl, y qué mejor época del año que ésta para preparar un plato fresquito con ingredientes de temporada.

Troceamos un tomate, medio pepino, medio calabacín, unos trozos de zanahoria y medio aguacate. Cocemos un huevo, y por otro lado cocemos arroz integral según las indicaciones del fabricante. Dejamos templar el arroz, lo pasamos a un tupper y añadimos los vegetales y el huevo pelado partido por la mitad. Aliñamos al gusto con aceite, sal y pimenta, y decoramos con unas semillas o germinados.