Después de que los cantantes Andy y Lucas aprovechasen su actuación en un concierto para exhibir una camiseta con fotos de varios menores asesinados en España, los padres de Gabriel, uno de esos menores, mostraron su malestar por la utilización de la imagen de su hijo para verter proclamas políticas (en defensa de medidas penales como la cadena perpetua).

Los padres del pequeño han alegado que nadie les había pedido permiso para que se expusiera una foto de su hijo en un escenario y que nadie les ha preguntado tampoco si están de acuerdo con la iniciativa que se defendía desde el mismo.

No obstante, el padre de otra menor asesinada, Mari Luz Cortés, sí que ha apoyado la iniciativa del dúo musical: "Todas las veces que lleves la foto de mi hija estaré agradecido", ha dicho. A través de una publicación en su perfil de Facebook, Juan José Cortés ha agradecido el "el gesto", ya que considera que se trata de una buena manera de reivindicar "una Justicia justa en España y en memoria de aquellas criaturas que perdieron su vida injustamente. Esto demuestra que la solidaridad y generosidad de los miles y millones de ciudadanos españoles es infinita".