El Festival de Cine de San Sebastián proyectará en su 66ª edición, que comienza el próximo día 21, Ladrón de bicicletas, título emblemático de Vittorio de Sica y de la historia del cine, con el que el certamen donostiarra inaugurará Klasikoa, una cita anual con un clásico restaurado.

Esta iniciativa se llevará a cabo tras un acuerdo entre el Zinemaldia y el Festival Lumière de Lyon y arrancará el día 24 en el centro Tabakalera con esta cinta del neorrealismo italiano, rodada en 1948.

La colaboración comenzó a fraguarse tras la presentación el pasado año en San Sebastián de ¡Lumière! Comienza la aventura, que contó con la proyección comentada del director del Festival de Cannes y del Instituto Lumière, Thierry Frémaux.

La recuperación ha sido realizada por el laboratorio L'imagine Ritrovata de la Fundación Cineteca de Bolonia (talia), según ha explicado el Festival de San Sebastián en un comunicado.

La restauración se presentó en la última edición del certamen francés en la sección Cannes Classics y poco después se proyectó en el Festival Il Cinema Ritrovato de Bologna, dentro de su sección Ritrovati e Restaurati 2018-Recovered & Restored 2018.

Cada año, una película escogida por el festival donostiarra y el Lumière galo será proyectada en San Sebastián.

La película de Vittorio de Sica narra la desventura de un hombre al que en su primer día de trabajo le roban el medio ineludible para mantenerlo: su bicicleta. Cuando él, desesperado, intenta robar otra, es arrestado por la policía.