Los que conocen y admiran su trabajo, definen a Patricia Camet (Nueva York, 1960) como una "arqueóloga del presente" capaz de coleccionar, seleccionar e intervenir objetos icónicos de la cultura popular para dotarlos de nuevos significados.

Graduada en Arte en la Escuela de Diseño de Rhode Island, desde el principio de su carrera esta escultora y ceramista peruana ha reflexionado a través de sus obras sobre los problemas causados por los patrones de consumo actuales y la producción masiva, su impacto en el medio ambiente así como las nuevas formas de comunicación actual.

De todo ello trata, precisamente, su primera exposición individual en España que puede visitarse hasta el próximo 25 de octubre en la galería Ponce+Robles de Madrid. Lo que puede verse en Emoticons x M2, que así se titula, es una serie de piezas elaboradas a partir de centenares de objetos de desecho - la mayoría envases no reciclables presentes en cualquier supermercado o grandes almacenes como el envoltorio de unas tijeras, el envase de una máquina de afeitar o una bandeja de huevos-.

 Camet ha transformado en su estudio estos residuos a través de moldes de yeso dotándoles de una segunda vida y convirtiéndolos en piezas de cerámica.

"Un proceso de apropiación artística que se aleja de la producción industrial, dando como resultado piezas manufacturas una a una que se diferencian ligeramente unas de otras, y que son intervenidas posteriormente por la artista devolviéndonos un conjunto de expresiones faciales antropomorfas a modo de emoticonos", dice la comisaria Bárbara Panse.

Es precisamente la palabra emoticon -que proviene de la palabra emoción e icono-, y que se ha convertido en uno de los lenguajes más universales de la era digital, la que da título a esta exposición. "Este mismo ejercicio de asimilación tiene lugar cuando nos encontramos frente a frente a la obra de Camet, donde a objetos sin ninguna historia particular se les asigna -no sin cierta ironía y espíritu crítico- expresiones y sentimientos igualmente estandarizados y masificados".

La obra de Camet ha podido verse anteriormente en galerías como Lamb Arts Gallery de Londres o la Lefebvre et Fils de París y el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile o el Museo de Arte de Lima. Algunas de sus obras forman parte de colecciones públicas como la Fundación Luciano Benetton o el Museo de la Nación de Lima y privadas como la del fotógrafo Mario Testino.