La compañía Amazon se convirtió este martes durante unas horas en la segunda empresa estadounidense en alcanzar una valoración bursátil de un billón de dólares, un exclusivo club cuyo único socio era hasta ahora Apple.

La acción del gigante del comercio que lidera Jeff Bezos superó este martes la barrera de los 2.000 dólares y se cotizaba al cierre de la sesión del Nasdaq a 2.039,51 dólares, tras subir un 1,33%, si bien llegó a ganar durante la jornada cerca del 2%.

Al final se quedó muy cerca —era necesario cerrar a 2.050 dólares la acción—, con un valor final en bolsa de más de 981.000 millones de dólares, si bien superó el billón de dólares durante la jornada bursátil.

Hasta ahora, Apple era la única empresa estadounidense que había alcanzado el billón de dólares de capitalización, una barrera que superó el pasado 2 de agosto.

La compañía californiana no fue la primera empresa del mundo en alcanzar el billón de dólares en el mercado, pues en 2007 la petrolera pública china PetroChina ya lo hizo brevemente en la Bolsa de Shanghái.

Ahora se unió unas horas la empresa con base en Seattle. Amazon lleva meses disparada en los mercados y acumula en lo que va de año un alza de más del 71%.

Con Trump en contra

Las apuestas más arriesgadas del multimillonario Jeff Bezos, que fundó Amazon en 1994, no parecen por ahora espantar a los operadores, ni siquiera la compra de The Washington Post, que ha puesto a Bezos y Amazon en el punto de mira del presidente estadounidense, Donald Trump, recordaban este martes medios estadounidenses.

El pasado mes de abril, Trump aseguró que iba a estudiar "seriamente" la posibilidad de tomar medidas con respecto al gigante del comercio electrónico, al que acusó de competir de forma "muy desigual".

Pero esas advertencias no se han materializado por el momento, aunque el tono crítico del Post con la Casa Blanca le mantiene entre los blancos favoritos del presidente Trump, que se ha referido al periódico como el "aparato propagandístico de Amazon".

En las últimas semanas, la presión política también le ha llegado a Amazon desde el otro lado, con el demócrata Bernie Sanders, líder del ala más progresista del partido, denunciando repetidamente las condiciones de trabajo de muchos de sus empleados.

Optimismo

En los últimos doce meses, los títulos de la compañía con sede en Seattle han más que doblado su valor, pues en agosto de 2017 estaban por debajo de los 1.000 dólares.

El deseo de Bezos por llevar Amazon a nuevos ámbitos de negocio es una de las razones que alimentan el optimismo de los inversores, que destacan por ejemplo los resultados que está teniendo la filial de servicios web, un gigante del almacenamiento de datos en la nube.

En paralelo a estas buenas noticias para Amazon, la compañía, junto a Berkshire Hathaway y J.P. Morgan, informaban del nombramiento de un jefe de operaciones para dirigir su nueva empresa de salud.

El grupo ha contratado a Jack Stoddard, reciente gerente general de salud digital en Comcast. Anteriormente, formó parte del equipo fundador de Accolade, una empresa nueva respaldada por Comcast Ventures que ayuda a los trabajadores a administrar sus beneficios de salud.