El partido Ciudadanos propuso el pasado martes a través de una proposición de ley suprimir en toda España el impuesto de sucesiones y donaciones entre padres, hijos y cónyuges.

Este impuesto está recogido a través de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, pero el Estado delega las competencias en cada Comunidad Autónoma para que se regule de diferentes maneras.

De forma generalizada, las cantidades que se pagan dependen de la relación del heredero o herederos con el fallecido. De esta manera se establecen 4 grupos: El I para hijos menores de 21 años, el II para cónyuges e hijos mayores de 21, el III para hermanos y sobrinos, y el IV para primos y extraños a la familia.

Hay que tener en cuenta que, en muchas comunidades, los grupos I y II tienen bonificaciones de hasta el 99%: por ejemplo, en Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia y La Rioja se paga una cantidad simbólica si se encuentra en el grupo I; y en Andalucía, Aragón o Castilla y León, este mismo grupo paga muy poco a no ser que la herencia sea muy abultada -1.000.000 euros en Andalucía, por ejemplo, desde la última reforma de 2017-.

En los dos grupos restantes, los herederos sí tienen que pagar, aunque algunas regiones también tienen "rebajas" según la cantidad de la herencia o el tipo de bien que se reciba.

En cuanto a la recaudación de este impuesto en España, se calcula que gira en torno al 0,2% del PIB del Estado y al 1% de la recaudación de las autonomías. un porcentaje similar al que registran otros países de la Unión Europea como Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Luxemburgo, Finlandia o Malta.

Sin embargo, 15 países europeos no recaudan nada a través de este tipo de gravámenes, mientras que en otros la cifra es testimonial. En Grecia o Irlanda solo recaudan un 0,1% por el impuesto de sucesiones. Mientras que Italia, Portugal, Austria y Suecia no recaudan nada con este impuesto, Bélgica recibe un 0,7%, seguida por Francia con un 0,5%.

un porcentaje similar al que registran otros países de la Unión Europea como Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Luxemburgo, Finlandia o Malta. Sin embargo, un total de 15 países no recaudan nada a través de este tipo de gravámenes, mientras que en otros la cifra es testimonial. En Grecia o Irlanda solo recaudan un 0,1% por el impuesto de sucesiones. Bélgica lidera el ranking de la recaudación con un 0,7% seguida por Francia con un 0,5%. Los otros cinco países no superan el 0,2% del PIB. Entre los socios comunitarios que no recaudan nada a través de esta figura fiscal destacan Italia, Portugal, Austria y Suecia.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3397710/0/cuanto-cuesta-heredar-en-espana-aumento-renuncias/#xtor=AD-15&xts=467263
un porcentaje similar al que registran otros países de la Unión Europea como Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Luxemburgo, Finlandia o Malta. Sin embargo, un total de 15 países no recaudan nada a través de este tipo de gravámenes, mientras que en otros la cifra es testimonial. En Grecia o Irlanda solo recaudan un 0,1% por el impuesto de sucesiones. Bélgica lidera el ranking de la recaudación con un 0,7% seguida por Francia con un 0,5%. Los otros cinco países no superan el 0,2% del PIB. Entre los socios comunitarios que no recaudan nada a través de esta figura fiscal destacan Italia, Portugal, Austria y Suecia.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3397710/0/cuanto-cuesta-heredar-en-espana-aumento-renuncias/#xtor=AD-15&xts=467263