Tras alcanzar el precio de la luz su máximo anual el pasado miércoles, las asociaciones de consumidores españolas exigen cambios al Gobierno ante las "desproporcionadas" tarifas eléctricas.

De esta manera se sitúa la organización Facua, que, según apunta en un comunicado, "ha solicitado una reunión a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para exponerle sus reivindicaciones ante las desproporcionadas tarifas eléctricas".

"Entre ellas, FACUA reclama que el Gobierno amplíe la definición de "consumidor vulnerable", al que la normativa comunitaria permite proteger con tarifas bonificadas", reclama la asociación.

Por su parte, la organización OCU avisa a los clientes que "desconfíen de las ofertas que prometen mejorar el precio" de la factura. Son los llamados contratos de mercado libre, que no están sujetos al cambio de precio diario ya que el coste se revisa anualmente.

"Son muchos los clientes con una oferta en el mercado libre que están pagando, durante los 12 meses que dura su contrato, precios incluso más elevados que los actuales".