Han participado seis agricultores de la Cooperativa de Prades en colaboración con los equipos de Damm implicados en el proyecto y con el apoyo del Ayuntamiento de Prades, ha informado la cervecera este lunes en un comunicado.

El proyecto de producción de lúpulo en Prades empezó en 2014 con la colaboración del consistorio en el marco del plan estratégico Prades 20.20.

Damm llevó a cabo su primera cosecha en 2017 después de comprobar la viabilidad del terreno para el cultivo de lúpulo mediterráneo, concretamente de la variedad Nugget.

Esta segunda cosecha, a diferencia de la primera, ha contado con un secador de última generación, que ha permitido optimizar el proceso de secado del lúpulo, y con dos máquinas peladoras.