El precio de la vivienda se situó en julio en una media de 1.376 euros por metro cuadrado, el 4,5 % menos que un año antes, con lo que este indicador se anotó su primer retroceso desde agosto de 2016, según datos del Consejo General del Notariado, que apuntan a que las compraventas subieron el 4 %.

Durante el séptimo mes del año, en España se registraron 52.014 transacciones sobre vivienda, el 0,6 % más que un año antes en términos corregidos (descontada la diferencia de días festivos).

Por tipo de vivienda, la venta de pisos mostró un incremento interanual del 2,2%. Mientras, la de pisos de precio libre se incrementó un 2,9%. Este aumento de las transacciones de pisos libres se ha debido exclusivamente "a la expansión de las de pisos de segunda mano (4,6%), ya que la de pisos nuevos se redujo un 11,7%", explica la organización en una nota de prensa.

El precio medio de las transacciones se redujo el 4,5 %, lastrado por el descenso del 5,5 % registrado en los pisos, ya que en el caso de los chalés, el precio se incrementó el 1,3 %.

En el caso del mercado libre, el precio de los pisos de segunda mano bajó el 5,9 % (1.506 euros/m2), mientras que el de los de obra nueva repuntó el 5,1 % (2.049 euros/m2).

La compraventa de otros inmuebles subió el 4,4 %, hasta las 12.305 operaciones, de las que el 39,2 % correspondió a terrenos o solares. El precio medio por metro cuadrado de estas transacciones se situó en 220 euros, el 4,1 % inferior al de julio de 2017.

Además, el informe indica que los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda aumentaron un 11,1% interanual en julio, hasta los 24.952 nuevos préstamos. Su cuantía media experimentó una ligera caída del 0,5% en términos interanuales, hasta los 139.084 €.

El Consejo General del Notariado añade estadísticas sobre las sociedades españolas. El número de sociedades constituidas en julio fue de 7.774, lo que representa una caída interanual del 5,8%. El capital promedio de las mismas se redujo un 3,0%, hasta los 17.684 €

¿Cambio de tendencia?

Aunque es pronto para señalar una tendencia según los expertos en el sector inmobiliario, la bajada podría indicar un cambio de rumbo que implicara una desaceleración del crecimiento constante de los últimos años.

Hace apenas dos semanas, el prestigioso diario The Economist publicó un extenso artículo en el que comparaba la evolución del precio de la vivienda en las principales capitales del mundo –Madrid incluido–. En 22 de las 44 urbes que se analizaron, el precio de las casas había decelerado. Y en algunas como Tokyo, Milan o Londres, había disminuido con respecto al año pasado.

El medio achaca los datos a un cambio de ciclo debido a tres motivos: la probable desaceleración del crecimiento de las grandes ciudades, el aumento de la oferta de vivienda, y la más que posible subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo, lo que encarecería las hipotecas.

Sin embargo, los expertos españoles prefieren no adelantar acontecimientos: «Es verdad que el dato llama la atención, pero es muy difícil sacar conclusiones sin darle el seguimiento apropiado», destaca Ferran Font, director de estudios de la web Pisos.com. Para el analista, que los demás datos –compraventa, hipotecas...– relacionados con el sector hayan sido positivos en julio indica que «es pronto para hablar de un cambio de tendencia».

Concretando por regiones, a pesar de que el informe de los notarios no desgrane estas cifras en cada Comunidad Autónoma, Font apunta a que el crecimiento en el centro de las ciudades como Barcelona y Madrid se sigue produciendo, mientras que en zonas de España con menos densidad de población se producen las bajadas. «El sector inmobiliario goza de una buena salud», remata.