La trifulca entre Cardi B y Nicki Minaj no termina. Recordemos que la primera lanzó el viernes pasado su tacón a la segunda y que por suerte el canzado no le rozó.

Sin embargo, Cardi B recibió de regalo un codazo, se le quedó un ojo morado y la policía la echaba de la fiesta. Así se lucían las dos raperas en la Semana de la Moda de Nueva York.

Ninguna de las dos protagonistas de la pelea quiso poner una denuncia, pero Cardi B no se arrepiente de haber atacado a Nicki; de hecho, volvería a lanzarle otro zapato.

La interprete de Bodak Yellow se escuda en que estaba defendiendo el honor de su hija, después de supuestamente escuchar a Nicki hablar mal sobre su familia.

Por su parte, Nicki negó en Queen Radio que hubiese hablado mal del bebé (que nació en julio) o de las habilidades como madre de su némesis.

Parece ser que Cardi B tiene medalla de bronce en lanzamiento de stilettos porque no es la primera vez que recurre a ellos cuando se enfada.

Durante un episodio de Love&Hip Hop Cardi lanzó a Asia un zapato sin mediar palabra. Porque sí.

La joven había preguntado a Cardi B si se había acostado con su ex, pregunta a la cual se negó a responder. Esto no gustó a B y zasca.