El actor James Van Der Beek, más conocido por su papel como protagonista de la serie Dawson crece, ha querido compartir lo difícil que ha sido para él y su mujer, Kimberly Brook, su viaje hacia la paternidad.

"Hemos tenido tres abortos naturales a lo largo de los años (incluso antes de tener a esta pequeña belleza)", dijo el actor en Instagram junto a la foto de su hija recién nacida, Gwendolyn.

Van Der Beek ha reflexionado sobre la necesidad de cambiar la palabra aborto involuntario por otra menos dura. "Sugiere una especie de culpa hacia la madre como si ella hubiese tirado algo o fallase al 'cargar'", comenta el actor.

La publicación  en el Instagram de la estrella tiene miles de 'me gusta' y emotivos comentarios de sus fans, quienes han expresado todo su apoyo al actor y su esposa. Hubo quienes confesaron que habían llorado al leer la historia.

Para Van Der Beek estas experiencias "han sido desgarradoras". "Es doloroso y es desgarrador en los niveles más profundos de lo que jamás hayas experimentado. Así que no juzgues tu dolor o trata de racionalizar tu camino a su alrededor", dijo James Van Der Beek, quien lleva años centrado en su familia y ha dejado practicamente a un lado su carrera de actor.

Van Der Beek y Brook, casados desde hace casi ocho años, tiene cinco niños: Gwendolyn, 3 meses, Olivia, 7, Joshua, 6, Annabel Leah, 4, y Emilia, 2.

Víctima de acoso sexual

Con todo el movimiento #MeToo, el actor relató que sufrió tocamientos cuando era más joven.

"Entiendo la vergüenza injustificada, la impotencia y la incapacidad de hacer sonar el silbato. Hay una dinámica de poder que es imposible de superar", escribió con la intención de dar su apoyo a las mujeres valientes que han alzado la voz.

"Me agarraron el trasero hombres poderosos, me arrinconaron con conversaciones sexuales inapropiadas cuando era más joven", ha relatado el actor en Twitter.