El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este martes que el Consell creará un banco de ADN público para que las familias de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura "puedan identificar de forma gratuita los restos de sus seres queridos".

El jefe del Consell se ha pronunciado en estos términos durante su intervención en el Debate de Política General en el que ha remarcado que la "nueva cara de la Justicia" que se está impulsando desde la administración valenciana incluye "la reparación, el derecho a la verdad y la preservación de la memoria".

En este sentido, ha señalado que es necesario "hacer justicia con el pasado, para poder hacer justicia con el presente" y, de este modo, ha anunciado la creación de un banco de ADN público para identificar restos de víctimas. Además, ha recordado que el próximo año 2019 Alicante será la Capital de la Memoria como "en 1939 va ser capital de la República".

"De la derrota a la esperanza", ha apostillado para señalar que el puerto de Alicante, el campo de los Almendros, la prisión en Benalúa, la Finca del Poblet o el campo de concentración de Albatera, "evocan la lucha, la resistencia y el sufrimiento de los demócratas españoles frente al fascismo que va asolar Europa en el siglo XX". "Un impulso a la memoria para reivindicar que la Comunitat Valenciana ha ido tierra de colores, incluso, en los momentos más grises", ha enfatizado Puig.