Francia acaba de aprobar una ley contra las violencias sexuales que castiga el acoso en la calle con multas de 750 euros. Hace cuatro años que lo hizo Bélgica, país pionero en calificar esta conducta como delictiva. Ahora es el Parlamento Europeo el que recomienda al resto de los Estados miembros de la UE seguir el ejemplo y legislar contra el acoso sexual en el espacio público.

El informe aprobado este martes en el Europarlamento denuncia que un 55% de las mujeres en Europa han sido víctimas de acoso sexual, un delito infradenunciado. Por eso reclama, además, legislación europea que incluya definiciones comunes y actualizadas del "acoso sexual" que contemple los espacios "virtuales" como las redes sociales y las webs.

El Parlamento Europeo pide llevar a cabo estudios para "entender mejor los obstáculos a los que se enfrentan las víctimas a la hora de denunciar" o para investigar "las causas y consecuencias del acoso en los espacios públicos". También reclama campañas de sensibilización y de educación en igualdad de género en las escuelas para evitar estas conductas.

El Europarlamento subraya que el papel de los hombres es "fundamental" en la erradicación de todas las formas de acoso y violencia. Y pide a la Comisión y a los Estados que "involucren activamente" a los hombres en las campañas de concienciación y prevención.

En el entorno laboral

El informe también hace referencia al acoso sexual en el entorno laboral. En él se insta a que las autoridades, empresarios y sindicatos ofrezcan apoyo pleno a las mujeres en el entorno laboral para animar a denunciar los casos de acoso sexual, discriminación por motivos de género, acoso por motivo de embarazo y maternidad y acoso psicológicos sin miedo a posibles repercusiones.

Destaca el documento una particular exposición a este tipo de violencia "en el sector sanitario, en la educación, el transporte, el trabajo doméstico, la agricultura y la economía rural, así como en el textil, la confección, el cuero o el calzado".

Entre sus recomendaciones a los Estados miembros de la UE figura "obligar a las empresas a organizar formaciones sobre acoso sexual y psicológico para todos los empleados y cargos directivos". También insta a las empresas de comunicación a proteger y respaldar a los periodistas que sean víctimas de ciberacoso. Además pide la adopción de medidas para garantizar la igualdad de retribución de hombres y mujeres "para evitar los abusos de poder".

Entre las recomendaciones que se han votado este martes favorablemente, el eurodiputado Ernest Urtasun (ICV), destaca la solicitud de un plan de trabajo interno en el Parlamento para erradicar el acoso sexual y laboral, después de varias denuncias recientes. "En ese plan de trabajo se incluye una auditoría externa del estado de la cuestión, la creación de un órgano competente que favorezca denuncias y la formación contra el acoso para los eurodiputados", corrobora Urtasun.