Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) prestará servicio de metro nocturno los fines de semana y festivos a partir de final de año. Este ha sido uno de los principales anuncios que ha hecho este martes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el Debate de Política General que se celebra en el Parlamento autonómico. Esta medida es una reivindicación histórica del movimiento vecinal, principalmente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la capital, del propio Ayuntamiento y del sector de la hostelería.

El servicio nocturno no será ininterrumpido, sino que se alargará hasta aproximadamente las 2.30 horas de la madrugada (actualmente el servicio finaliza los fines de semana y festivos alrededor de las 23.20 horas) y beneficiará al conjunto de la red de Metrovalencia, según han concretado fuentes de la Conselleria de Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

Si bien todavía están por definir las frecuencias concretas del servicio, hay algunos precedentes, como los servicios especiales de Fallas o en acontecimientos puntuales, cuando los convoyes circulan entre València y los municipios de la corona metropolitana.

En cuanto a la financiación, el Gobierno valenciano siempre había condicionado la ampliación de servicios a la llegada de recursos estatales, algo que se ha producido este año con una partida de 10 millones de euros para transporte metropolitano, de los que una parte corresponden a Ferrocarrils de la Generalitat (FGV). Así, según las mismas fuentes, el metro nocturno se financiará con esta aportación del Gobierno central.

La L10, hasta Nazaret

La otra medida relativa a la red de metro tiene que ver con la línea 10 (antes conocida como T2), cuyas obras permanecen paralizadas desde hace siete años. Pese a que en un primer momento el propio Puig anunció la reanudación de los trabajos en dos fases (Alicante-Oceanogràfic y Oceanogràfic-Nazaret), el jefe del Consell ha afirmado en su discurso ante Les Corts que las obras se retomarán en el primer trimestre de 2019 "en una única fase" entre la céntrica calle Alicante y Nazaret.

Esta rectificación beneficiará principalmente a los vecinos del barrio del Marítimo, que con los anteriores plazos incluidos en los pliegos para la redacción de los proyectos, veían pospuesta la llegada del metro en superficie, que en su primera fase se quedaba a menos de un kilómetro, junto al Oceanogràfic. No solo eso, también ha dicho que inmediatamente después de concluir los trabajos, "en el horizonte de 2021, conectaremos Nazaret con el puerto de València mediante tranvía".

Este ramal, que discurriría por el norte de Nazaret y sortearía con un paso elevado el tramo final del antiguo cauce del Turia, conectaría no solo los diferentes núcleos de la fachada marítima con el recinto portuario, sino también la L10 con el conjunto de la red de Metrovalencia en superficie, lo que favorecerá la realización de transbordos y la movilidad en general.

El alcalde de València, Joan Ribó, se ha mostrado "muy contento" de algo que habían pedido siempre: la conexión en una sola fase de la L10 hasta Nazaret y el metro nocturno. "Es imprescidible que utilicemos al máximo las infraestructuras que tenemos, y es evidente que esto favorecerá la movilidad en la ciudad", ha afirmado.

Reacciones vecinales

Por su parte, la presidenta de la Federación de Vecinos de València, María José Broseta, ha valorado positivamente los anuncios: "Son medidas todas ellas reivindicadas en repetidas ocasiones tanto por esta Federación como las asociaciones de los barrios implicados, y su ejecución viene a constatar que había unas carencias evidentes y que la reivindicación del movimiento vecinal además de razonable, ha sido efectiva", ha comentado.

Del mismo modo, ha dicho que estarán "vigilantes para que las promesas, realizadas a pocos meses de las elecciones, se cumplan en tiempo y forma. De no ser así, volveremos a denunciarlo de forma contundente". De hecho, desde la entidad exigen que el servicio sea ininterrumpido "para paliar la ausencia de transporte público de 3.00 a 6.00 horas de la mañana" y considerarán "un parche" que no se haga.

El portavoz de la Asociación de Vecinos de Nazaret, Julio Moltó, ha pedido que la conexión de Nazaret, tanto con Russafa como con el puerto, quede reflejada en los presupuestos autonómicos. En la misma línea, el presidente de la Asociación de Vecinos Nazaret Unido, José Antonio Barba, se ha mostrado satisfecho por el anuncio realizado por Puig, aunque también ha querido ser cauto: "Esperamos que no se trate de propaganda electoral y que cumpla su promesa de que se ejecuten las obras del tranvía en una sola fase hasta Nazaret".

Desde la Federación de Ocio y Turismo (Fotur), afirman alegrarse de que se les haya escuchado en "una reivindicación histórica" como la puesta en marcha de servicio de metro nocturno. Según afirman desde la entidad, la medida revertirá en un "favorable aumento" del ocio y del turismo, "además de propiciar que se usen menos vehículos particulares, reduciendo así los problemas de aparcamiento, el tráfico y los accidentes", y piden que se aplique también al conjunto del área metropolitana de València.

para paliar la ausencia de transporte público de 3 a 6 de la mañana.