La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, ha asegurado este viernes que declarar la independencia de Cataluña, como se hizo el 27 de octubre del año pasado, si no se puede sostener "es un error".

"El Parlament debería plantearse la declaración de independencia si está preparado para sostenerla. Si es para hacerlo como el 27 de octubre, no. Declararla si no la puedes sostener es un error", ha afirmado en declaraciones a RAC 1.

La presidenta de la ANC, la entidad que convoca la manifestación con motivo de la Diada Nacional de Cataluña, subraya que "Cataluña no es una república, es evidente", aunque también advierte de que el 1 de octubre los independentistas demostraron que "un gobierno determinado y una movilización popular enorme es capaz de hacer un acto que vence este Estado autoritario que intenta reprimir el derecho a la autodeterminación".

Críticas a los "liderazgos personalistas"

Paluzie ha explicado que la ANC rechaza los "liderazgos personalistas" y ha recordado que "la misma persona que -hace un año- hacía un tuit hablando de 155 monedas de plata y presionaba para declarar la independencia, ahora dice otra cosa", en alusión al diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián.

El diputado republicano ha explicado en varias ocasiones que con aquel tuit, que publicó el 26 de octubre de 2017, cuando trascendió que Carles Puigdemont iba a convocar elecciones para evitar la activación del artículo 155 de la Constitución, se refería "a la oferta del Estado PP-PSOE y Ciudadanos" y en "ningún caso" al expresidente catalán.

Con relación a la manifestación convocada por la ANC esta tarde en la avenida Diagonal de Barcelona, Paluzie asegura que "todos los tramos" previstos por la organización "están llenos".

Ha asegurado que hay 460.000 personas inscritas, frente a las 450.000 del 2017, y han contratado 1.500 autobuses para personas que se desplazan a Barcelona procedentes de otras localidades catalanas.

Si la manifestación es un éxito, significará, en su opinión, "una demostración de fuerza e interpelará al mundo, al Estado y a nuestros políticos y Govern", a los que piden "que se vuelvan a poner de acuerdo para lograr el objetivo político de la república catalana".