Como una familia normal, el rey Felipe VI y la reina Letizia llevaron este martes al colegio a sus dos hijas en el que fue su primer día de clase tras la vacaciones de verano.

Los reyes se mostraron orgullosos a la entrada del centro Santa María de los Rosales (Madrid), mientras que la princesa Leonor, de 12 años, y la infanta Sofía, de 11, parecían encantadas de ver a sus compañeros de clase y sonreían al subir los escalones del colegio.

El rey Felipe, de 50 años, conducía él mismo el vehículo en el que viajaba toda la familia. Vestido con un traje azul marino, el monarca saludó a los profesores junto a Letizia que iba más informal con unos pantalones blancos, zapatillas y chaqueta de lino.

Leonor y Sofía, que cursan sexto de primaria y segundo de ESO respectivamente, se han mantenido ocupadas este verano y han pasado un mes en un campamento en Estados Unidos.

Los reyes quieren que sus hijas adquieran "nuevos conocimientos y experiencias", ampliando su educación con influencias de otras culturas.