El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido este martes en "la ley y el diálogo" para "normalizar" la situación en Cataluña frente a las medidas "contundentes" que le ha exigido el PP, cuyo portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, ha declarado que "el diálogo con los golpistas es un tremendo error, sirve para fortalecerlos, envalentonarlos".

Sánchez ha rechazado las recetas del PP en la sesión del control del Senado, donde ha apostado por el diálogo, entre los catalanes que debe promover el presidente de la Generatat, Quim Torra, y también entre su Gobierno y el Govern catalán, mediante instrumentos que, como la comisión bilateral, ha recordado que el PP no fue capaz de convocar en los últimos siete años.

"Siempre hemos creído que en una democracia lo que se tiene que hace es acatar la legalidad, las sentencias, es lo que ha defendido siempre el PSOE, cuando estábamos en la oposición y en el Gobierno", ha dicho Sánchez para explicar su defensa de la ley.

Sobre el diálogo, ha añadido que "hay que apostar por el diálogo, hay que instar al presidente Torra a abrir un diálogo entre catalanes, no de Cataluña contra Cataluña, y el Gobierno tiene que animar a ese diálogo".

Por el contrario, Cosidó le ha exigido a Sánchez "que dialogue con los partidos que defendemos la Constitución, creemos en la democracia y defendemos la unidad de España para ver cómo hacemos frente a este desafío independentista".

El PP ha ofrecido al Gobierno "toda nuestra capacidad de diálogo, de negociación de este grupo para defender juntos nuestro Estado de Derecho y hacer reformas necesarias en nuestra legislación que nos permitan dar una respuesta precisa y contundente a quien convoque un referendum ilegal o cometa delitos de sedición", medidas que propone el nuevo partido liderado por Pablo Casado.

Nuevo referendum

El portavoz del PP le ha preguntado también exactamente qué quiere que voten los catalanes en el refendum que propone, como si Cataluña no tuviera ya autogobierno y Sánchez ha apostado por el lema "convivencia y no independencia".

"El elemento que une ahora mismo a la sociedad catalana es el autogobierno", ha dicho Sánchez, que ha apostado por "intentar normalizar la vida social en Cataluña como paso previo para la normalización de la vida política".

En su respuesta, Sánchez ha reprochado al PP que pida "sentido del Estado" al PSOE cuando está en el Gobierno pero no esté dispuesto a colaborar con el Ejecutivo cuando está en la oposición.

Sin citar expresamente el artículo 155, Cosidó ha insistido a Sánchez en el respaldo que encontrará en su grupo parlamentario -la mayoría absoluta en el Senado- para tomar medidas en Cataluña.

"Lo único que espero de la bancada del PP es que la responsabilidad en el ejercicio del Gobierno sea igual de importante en el ejercicio de la oposición", ha respondido Sánchez.