El Museo del Prado ha dado a conocer las actividades de su Bicentenario, que tendrá lugar en 2019, con muy variadas propuestas, pero con una pequeña sombra: los andamios de su fachada principal.

La pinacoteca llevará a cabo un centenar de actos y extenderá sus actividades a más de treinta ciudades para celebrar estos doscientos años de vida, con un presupuesto de 12 millones de euros para un programa con el que reafirma su papel educativo y social y su vínculo con la sociedad.

El ministro de Cultura, José Guirao; el director del Museo del Prado, Miguel Falomir, y el presidente del Patronato de la pinacoteca, José Pedro Pérez-Llorca han presentado este martes el programa en una rueda de prensa tras la reunión del pleno de la Comisión del Bicentenario, un gran acontecimiento en el que se busca celebrar el pasado y el presente pero también pensar el futuro del museo y acercarlo a la ciudadanía, ha dicho el titular de Cultura.

Viajando con Velázquez

El "pistoletazo" de salida de las celebraciones, durante las que se prevé un incremento de visitas de un 15 por ciento, será el 19 de noviembre con la inauguración de una exposición sobre la historia del Prado, a la que está previsto que asistan los Reyes, ha explicado Falomir.

Los actos incluyen el programa De gira por España, que hará viajar a una docena de importantes obras del Prado por todas las Comunidades Autónomas y Ceuta y Melilla, para "enfatizar" el compromiso del museo con su carácter nacional.

"Sin el Museo del Prado la historia del arte hubiera sido diferente", ha señalado Falomir, que ha detallado el programa de exposiciones temporales para 2019, que incluye nombres como Velázquez y Rembrandt, Goya o Fra Angelico, y Sofonisba Anguisola y Lavinia Fontana, dos de las mujeres más notables de la historia del arte occidental.

En total, serán 17 exposiciones temporales programadas, cuatro de ellas itinerantes y dos conmemorativas. Además, se editarán 27 publicaciones, entre ellas una nueva colección sobre la historia de la institución y un cómic.

También se celebrarán diez encuentros de especialistas nacionales e internacionales y se impartirán dos cátedras en esta celebración que unirá a "todas las musas" de las artes, con actividades de teatro, cine, música, danza e incluso una zarzuela de nueva creación.

Como novedad y para fomentar la participación ciudadana, El Prado abrirá la próxima semana un programa de micromecenazgo con el objetivo de adquirir, mediante suscripción pública de aportaciones de a partir de 5 euros, el lienzo Retrato de niña con paloma, una obra del siglo XVII de Simon Vouet.

El programa se cerrará con una exposición con las adquisiciones realizadas gracias al legado de Carmen Sánchez García, quien cedió a su muerte 800.000 euros y a la que el museo quiere homenajear de esta forma.

Nada de empezar "con mal pie"

El director del Museo del Prado, Miguel Falomir, ha negado que la celebración del Bicentenario haya comenzado "con mal pie" al tener que instalar andamios en su fachada principal para reparar elementos de granito de las cornisas. "No es que hayamos empezado con mal pie, pero es que el del museo es un cuerpo de 200 años, no de 18 años", ha justificado.

Así, Falomir ha explicado que un informe ha detectado varias cornisas con "deterioro del granito" y recomendaba "proceder con cautela a su fijación". "Nos habría gustado tenerlo sin andamios durante el Bicentenario, pero si lo hacemos ahora, estará en mejores condiciones luego. El Museo del Prado va más allá del 2019", ha señalado.

En esta misma línea, Guirao ha defendido que se interviene en las fachadas del museo "cuando los técnicos dicen que es necesario". "Al margen de un tema decorativo, esto tiene que ver con la seguridad de las personas", ha añadido el ministro, para quien esta reparación se ha "tramitado como obra de emergencia y se ha hecho cuando se tenía que hacer y con celeridad".

Preguntado también por un informe que alerta a la institución de corrientes subterráneas que podrían provocar grietas, y con el precedente del Museo Nacional de Brasil, Falomir ha reconocido que el edificio fue construido al paso de aguas freáticas, si bien la labor de la pinacoteca es la "vigilar y tomar medidas oportunas" para evitar deterioros.

Un presupuesto que "es el que es"

El presupuesto de 12 millones de euros procede en un 80 por ciento de los presupuestos anuales ordinarios de la propia pinacoteca (7,5 millones), y el resto, un 20 por ciento, de aportaciones de los patrocinadores, que el director del museo confía que al final del programa asciendan al 40 por ciento del total.

Pérez-Llorca ha recordado que el hecho de que el museo asumiera la mayor parte de los gastos del Bicentenario se acordó con el anterior Gobierno, con la idea de que el Ejecutivo se hiciese cargo del coste de la ampliación del Salón de Reinos, unas obras por las que el actual ministro "está prestando gran atención".

Guirao ha apuntado a los periodistas que este presupuesto de 2018, que contempla un millón de euros para el Salón de Reinos, "es el que es".