Según ha informado el instituto armado, tras varias investigaciones, los agentes dieron con un grupo de personas sospechosas que habían sido reconocidas por testigos y perjudicados como los presuntos autores de los hechos.

Así, después de que los agentes tuviesen identificadas a estos presuntos agresores, ellos mismos acudieron al Cuartel de la Guardia Civil, donde fueron arrestados formalmente.

En concreto, los ahora detenidos están acusados de agredir con puñetazos, sillas y barras de hierro a varias personas que se encontraban en la terraza de un bar situado en esta área recreativa del río Chamoso.

La Guardia Civil ha señalado que el motivo de la disputa radicó en las desavenencias tenidas por unos jóvenes familiares de los agresores a la hora de adquirir unos helados. Además, el instituto armado ha indicado que en el lugar se encontraban más de 30 personas, entre ellas varios menores.

Al lugar acudieron ambulancias del 061, cuyos facultativos optaron por trasladar a cuatro de los heridos al Complexo Hospitalario Universitario Lucus Agusti con heridas de diversa consideración.