Casi la mitad de los miembros de la Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), 17 de sus 39 miembros, han denunciado este martes a su presidente, José Miguel Fernández Sastrón, y a su equipo por no permitir, entre otros motivos, el voto electrónico en las elecciones convocadas para el 26 de octubre.

El Juzgado de Primera Instancia de Madrid ha registrado esta tarde esta denuncia, a la que además de los 17 miembros de la Junta Directiva se han sumado una treintena de socios, la Asociación Española de Editores de Música y editoras socias de la SGAE como Universal Music, Warner Bros, EMI Songs España o Peer Music Española.

El presidente de la SGAE, según ha informado fuentes de la entidad, ha convocado una Junta Directiva Extraordinaria para el próximo 19 de septiembre.

Los denunciantes aseguran que Fernández Sastrón, sin agotar el mandato de la Junta Directiva, que se extiende de febrero de 2015 a febrero de 2019, y de "forma abrupta", convocó una sesión extraordinaria de este órgano el 10 de julio de este año para que se aprobara de forma anticipada la convocatoria de nuevas elecciones.

"Esta decisión está impregnada de dos actuaciones radicalmente contrarias a derecho que vician de nulidad el acuerdo de convocatoria y, en caso de llevarse a cabo, contaminan todo el proceso electoral", afirman en su denuncia, que han remitido también al ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, "para que interceda y ejerza sus funciones de fiscalización y tutela sobre la SGAE".

Una de esas "actuaciones" sería la "entrega de información ficticia" a los miembros de la Junta Directiva "para mover su ánimo y lograr la aprobación de la convocatoria del proceso electoral".

A fin de provocar la "inopinada" convocatoria de elecciones y su desarrollo de "forma irregular y antidemocrática", añaden, el presidente y su equipo "suministraron la información engañosa" de que la apertura del proceso electoral había sido solicitada por el Ministerio de Cultura y que era una "condición" para evitar que se sancionara a la SGAE.

Además, consideran "nulo" el proceso electoral por "falta de adaptación de los Estatutos a la vigente Ley de Propiedad Intelectual".

Un decisión incompresnible

La segunda actuación "contraria a derecho", sostienen, es "eliminar" en esta convocatoria de elecciones el "derecho de los socios" a votar por correo electrónico.

Esta "incomprensible decisión" habría sido tomada por la presidencia para "mantener secuestrada a la entidad de la voluntad real mayoritaria de sus miembros" y "favorecer el control" de la misma por quienes son beneficiarios de unas "prácticas de reparto" que están siendo investigadas por el Juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, la llamada "rueda de las televisiones".

La demanda hace referencia a que el voto electrónico forma parte del "conjunto de derechos legales reconocidos" a los miembros de las entidades de gestión colectiva y señala que la SGAE ya ha utilizado este voto electrónico tanto en la aprobación de las últimas cuentas anuales, como en la votación de la reforma estatutaria.

Por lo tanto, califican de "falaz y engañoso" el argumento expuesto por el secretario general de la SGAE, Carlos López, para no facilitar esta votación electrónica.

"La estrategia de convocar elecciones súbitamente y la decisión de forzar (por acción u omisión) la desaparición del voto electrónico responde a una voluntad deliberada para secuestrar la voluntad mayoritaria de los socios y pretender asegurar el control de la entidad a manos de un grupo minoritario", argumenta la denuncia.

Fuentes de la oposición a Fernández Sastrón han explicado que no quieren elecciones "que no garanticen la transparencia ni la democracia dentro de la SGAE, que es lo único que necesita esta sociedad en estos momentos".