El humorista Toni Alba fue el elegido para ejercer como maestro de ceremonias en la multitudinaria manifestación que ayer recorrió las vías centrales de Barcelona durante la Diada.

Alba, habitual imitador del rey Juan Carlos en TV3, se hizo famoso el pasado diciembre, al publicar un poema en el que insultaba gravemente, "mala puta" a Inés Arrimadas. Poco después, y dado el revuelo que se levantó, tuvo que disculparse por su inaceptable comportamiento.

Sus imitaciones y burlas también han alcanzado, entre otros, al secretario del PSC, Miquel Iceta, tachado por Alba como una "burbujita bailarina". Es más, su 'humor' le llevó al juzgado tras publicar varios tuits injuriosos contra el juez Lamela y el expresidente Mariano Rajoy. Son varios los ayuntamientos, como Mataró (PSC), que han pedido ya el veto de Alba en la televisión catalana.

Durante la Diada, y subido al escenario, Alba pidió al público que guardara tres minutos de silencio, solo roto por gritos a favor del independentismo. Después, comenzó la multitudinaria marcha.