No estaba en el orden del día, pero, como era de esperar, el controvertido máster de Carmen Montón y su posterior dimisión como ministra de Sanidad ha salido a relucir en la primera sesión de control al Gobierno tras el parón de agosto, celebrada este miércoles en el Congreso.

Ni el líder del PP, Pablo Casado, ni el de Podemos, Pablo Iglesias, le han preguntado sobre el tema al presidente, Pedro Sánchez, pero sí lo ha hecho el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha modificado así la cuestión que tenía prevista, lo que ha generado momentos de tensión.

"Para mí ayer fue un día, en lo personal, complicado, difícil. He perdido a una amiga como ministra que estaba haciendo un extraordinaria labor", ha respondido Sánchez, que ha añadido que Montón "eligió el camino de la ejemplaridad que a otros tanto les cuesta entender" y ha hecho hincapié en que su Ejecutivo asume las responsabilidades políticas.

Ante la insistencia de Rivera para que muestre su tesis doctoral, sobre la que también han surgido dudas, Sánchez ha contestado que "está publicada conforme a la legislación". Sus palabras no han convencido al presidente de la formación naranja, que ha criticado que el PSOE haya vetado una ley que le obligaría a publicar dicho trabajo.

Primer cara a cara con Casado

La sesión ha comenzado con el que ha sido el primer cara a cara en la Cámara entre Sánchez y Casado, convertido en un cruce de acusaciones sobre las rectificaciones de uno y otro. El líder de los populares, que cursó un máster, también objeto de polémica, en la misma universidad que Montón, ha evitado mencionar la crisis de Gobierno y ha centrado su intervención en la situación política y económica.

Casado ha reprochado al presidente sus cambios de postura en asuntos como la inmigración, la defensa del juez Pablo Llarena ante la demanda interpuesta por el expresident Carles Puigdemont o los trabajadores de Navantia, y le ha reiterado que gobierna "sin ganar las elecciones, con el peor resultado de la historia del PSOE, y con el apoyo de Podemos, los independentistas y los batasunos".

El líder del PP ha considerado que el presidente "solo acierta cuando rectifica" y le ha pedido que ponga orden "ya" ante el desafío soberanista. "Usted pretende ser Bismarck en Madrid y Bolívar en Cataluña", le ha espetado, el día después de la celebración de la Diada. Casado ha pedido al jefe del Ejecutivo que se olvide de "consultas de autogobierno", en referencia a la propuesta de celebrar un referéndum sobre un nuevo Estatuto, y se ha mostrado partidario de volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Sánchez ha aseverado que la situación económica "va bien" y "la política mejor", y le ha pedido que "no se haga oposición a sí mismo". "Siete años de Gobierno del PP no se arreglan en cien días", ha agregado. "Usted dice que no hay papeles para todos y luego se va a estrechar la mano a subsaharianos en Algeciras; su secretario general dice que quitaría lazos amarillos él mismo y usted reprocha a Rivera que lo haga... Siento que la llegada de un Gobierno progresista les haya supuesto un trauma pero se van a tener que acostumbrar a los cambios", ha señalado.

"La burbuja del alquiler"

En el turno de debate con Iglesias, ausente durante dos meses de la vida parlamentaria por el nacimiento prematuro de sus dos hijos, el presidente ha aprovechado para anunciar que la Abogacía General del Estado se va a personar como acusación particular en el proceso penal abierto por la venta a fondos buitre de 5.000 viviendas de alquiler social hecha por gobiernos del PP en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

"No nos va a temblar la mano para que las administraciones que están detrás de este intolerable abuso, que ha afectado a tantas personas humildes, sin recursos, asuman sus responsabilidades políticas y económicas", ha explicado, al ser interpelado por el dirigente de Podemos sobre las medidas que piensa poner en marcha para acabar con la "burbuja del alquiler".

Corinna, en el Congreso

Además de Montón, Cataluña o el alquiler, el pleno de este miércoles ha tenido como protagonista a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. El diputado de Podemos Rafael Mayoral ha preguntado a la vicepresidenta, Carmen Calvo, por qué el embajador Manuel Alabart acompañó a la amiga del rey Juan Carlos durante la "reunión oficial" que mantuvo "con la familia real de Arabia Saudí en junio de 2007". La número dos del Gobierno ha afirmado que, hasta donde el Ejecutivo "ha podido averiguar", no puede "confirmar de ninguna manera" esa información.

"La gran pregunta es si el rey es el señor X de la corrupción", ha apuntado Mayoral, defendiendo el derecho de la gente a saber "a qué se dedicaba mientras se destruían millones de puestos de trabajo".

Sobre este mismo asunto, su compañera de partido Noelia Vera se ha dirigido a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para preguntarle qué medidas ha tomado su departamento ante las informaciones relativas a la existencia de cuentas bancarias en paraísos fiscales a nombre del rey emerito.

Montero se ha remitido a lo dicho por Calvo y ha criticado que la pregunta de la diputada llevara "implícita una premisa falsa, en la que parece que el Gobierno pudiera conocer casos de corrupción sobre los que no presta atención o sobre los que no actúa". "El Gobierno siempre que conoce alguna situación que se desvía de la legalidad, siempre que tiene conocimiento de alguna irregularidad, la investiga y la pone en conocimiento de quienes tienen que actuar", ha sentenciado.

Las preguntas de Mayoral y Vera se registraron después de que la Mesa del Congreso rechazara el pasado martes crear una comisión de investigación sobre las actividades financieras del anterior jefe del Estado con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos. "¿Por qué nos quieren poner una mordaza? ¿Porque son casos que incomodan o porque no tienen ningún interés? Nos están decepcionando demasiado", ha dicho Vera, quien. "La justicia no puede juzgar al rey y por eso lo tenemos que hacer nosotros en el ejercicio de nuestras funciones en el Congreso. No más impunidad. No con nuestro apoyo, nunca con nuestros votos", ha concluido.