Una exposición que inaugurado este miércoles el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, junto al artista. Un acto en el que también ha estado presente la diputada del Área de Cultura y Juventud, Sara Dueñas.

El autor ha explicado que las cuarenta obras han cobrado vida a lo largo de los tres últimos años y que ha escogido como escenarios principales los monumentos de Segovia, por lo que ha confesado tener "predilección".

José Miguel Francisco es natural de León pero residente desde hace años en Sotosalbos. Como ha admitido es un "enamorado" de los paisajes de Segovia. Pese a haber pintado a lo largo de toda su vida, ha intensificado su labor a raíz de su prejubilación.

En esta muestra, el visitante podrá observar el punto de vista de José Miguel Francisco de lugares, paisajes y construcciones características de la provincia como el Alcázar, la iglesia de San Justo, el arco de la Claustra, la sierra o la naturaleza que rodea al municipio de Sotosalbos.

Así, el pintor ha argumentado que se ha dedicado "sobre todo" a reflejar "la Segovia antigua". Se suman también a las composiciones el arco de San Cebrián, el arco de Santiago o el Monasterio de El Parral.

Sus obras están pintadas con la técnica del pastel, menos habitual que el óleo o la acuarela. La razón, según el propio José Miguel Francisco es que le parecía "lo más limpio a la hora de pintar en casa".

La exposición se podrá visitar en el horario habitual de apertura del Palacio Provincial; de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas.