Moliner se ha pronunciado en estos términos en un menaje en su cuenta de Twitter: "No me alegro del mal de nadie, ni siquiera del de quien buscó con dedicación el mío y el del Hospital Provincial de Castellón. Cierto es que ni la política ni España merecían tenerla de Ministra".

Moliner y Montón mantuvieron muchas discrepancias cuando la ya exministra estuvo al frente de la Conselleria de Sanidad en relación a la gestión del Hospital Provincial de Castellón, que incluso llevó al presidente de la Diputación a pedir el cese de Montón al frente del Consejo de Gobierno del Consorcio Hospitalario Provincial.

El gerente del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón presentó una denuncia en relación con expedientes de contratación y facturas que presuntamente se habían emitido sin soporte o cobertura contractual en el periodo 2003-2015, que archivó Fiscalía, lo que llevó a Moliner a pedir al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que cesara "de forma fulminante" a Montón y que no volviera a ocupar la Presidencia del Consorcio Hospitalario.

También pidió el cese de Montón al frente del Consejo de Gobierno del Provincial después de que el juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Castellón declarase "nulo e improcedente" el acuerdo que se tomó el 25 de octubre de 2016, en que el consejo de gobierno del Hospital Provincial de Castellón aprobó el despido de trabajadores del centro.