Así, la UJI deriva cualquier actuación a la Universidad Rey Juan Carlos, que ha iniciado ya una investigación interna para dirimir las posibles irregularidades en el Máster de Estudios Interdisciplinares de Género del Instituto de Derecho Público (IDP), que ha sido recientemente clausurado por la universidad madrileña.

La UJI ha hecho referencia así a varias informaciones periodísticas hechas públicas este martes, según las cuales el TFM que presentó en su día Carmen Montón podría contener varias páginas copiadas de otros textos académicos, entre ellos la tesis doctoral de la profesora Martí, Maternidad y técnicas de reproducción asistida.

Se trata de un análisis, desde la perspectiva de género, de los conflictos y experiencias de las mujeres usuarias, defendida en marzo de 2011 y publicada en abierto en el repositorio digital de la Universitat Jaume I.

La UJI entiende que este caso, al margen de la polémica política, se trata de un problema de "carácter académico" que la Universidad Rey Juan Carlos "sabrá resolver adecuadamente en cuanto finalice la investigación que mantiene abierta ahora mismo".

Una vez se conozcan los resultados de la investigación, la UJI considera que es un tema que se debería abordar en el marco de la CRUE "para garantizar la calidad del sistema universitario español".

Asimismo, la profesora Ana Martí comparte la posición institucional de la Universitat Jaume I, se declara al margen de este asunto y no realizará declaraciones sobre la cuestión.