El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado que la Inspección Sanitaria abrió un expediente para aclarar las circunstancias en las que murió en agosto un paciente sexagenario en el punto de atención continuada (PAC) de A Estrada (Pontevedra) y ha prometido que se hará "con rigor", tras admitir implícitamente que ese día falló el protocolo porque no se logró que hubiese dos médicos.

En una sesión de control en la que Ana Pontón (BNG) y Luís Villares (En Marea) le han afeado que "los recortes matan" y han demandado que se active una comisión de investigación parlamentaria para que "no se vuelva a repetir" un caso similar, Feijóo ha lamentado este caso y ha trasladado a la familia del fallecido -un familiar del mismo siguió el debate del hemiciclo- sus condolencias.

"Entiendo que

pida justicia y la tendrá", ha garantizado, antes de aludir al expediente iniciado por Inspección Sanitaria para determinar si hubo "irregularidades" o "problemas de atención" como consecuencia de la organización del PAC. Eso sí, igual que "respeta" a los familiares, ha pedido "respeto" para los profesionales y la sanidad pública, cuya mejora por parte de su Gobierno ha defendido pese a tener, se ha quejado, "2.000 millones menos de presupuesto al año".

"Un poco de respeto por la sanidad de Galicia", ha exigido a la oposición, antes de relatar, a la espera de que concluya el expediente de Inspección Sanitaria, los datos de los que dispone en relación a lo sucedido en la jornada en la que falleció el paciente del PAC -con "una enfermedad crónica avanzada"- y de explicar por qué faltaba un médico.

Así, ha relatado que el equipo médico tuvo que ausentarse del PAC a requerimiento del 061 y propuesta de la Guardia Civil para efectuar un traslado de urgencias al hospital de Santiago. "Cuando esto ocurre, el 061 coordina la atención del PAC", ha explicado, antes de incidir en que sus efectivos se pusieron en contacto con el personal que "estaba regresando" y que "a los diez minutos justos estaba atendiendo" al sexagenario.

LOS "MOTIVOS" POR LOS QUE NO HABÍA MÉDICO

"¿Por qué no cuenta por qué motivos no había médico y enfermera en el PAC?", se ha preguntado, antes de explicar que se contactó con otro doctor para que "fuesen dos", como determina la normativa, pero éste "teóricamente se fue a otro centro" distinto al que lo había demandado. "Se intentó contactar a otro para esa jornada pero no fue posible, y al día siguiente ya había dos", ha explicado.

Dicho esto, ha reivindicado que los profesionales del PAC de A Estrada "cumplían con su deber" y ha destacado el elevado número de urgencias que se atienden en ese centro. Asimismo, ha rechazado que se "manipule" y "denoste" la sanidad pública en términos generales.

POLÉMICA ALUSIÓN A LOS MELLIZOS PREMATUROS DE IGLESIAS

A modo de argumento, en su debate con Villares, Feijóo ha realizado una alusión al reconocimiento que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, hizo públicamente de la atención de la sanidad pública a sus mellizos prematuros.

"Ahora que en su partido se sabe mucho de cómo se atiende a la gente en los hospitales, incluso de prematuros, debería conocer lo que acaba de decir el jefe de la unidad del hospital de A Coruña, acerca de que hasta 100 personas atienden a un prematuro", ha advertido a Villares, provocando las críticas desde las bancadas de la oposición.

"¿Les parece mal que alguien de su partido que tiene un poco más de cerebro que ustedes pueda poner en valor la atención a prematuros en la sanidad pública?", ha añadido Feijóo. Al término de la sesión de control, Villares ha pedido al presidente de la Cámara, Miguel Santalices, que corrigiese las alusiones a los prematuros y a la "capacidad cráneo encefálica", al entender que atentan contra el "decoro" en la Cámara y son "inaceptables".

Santalices, quien previamente ya había aclarado al presidente que nadie tiene más o menos cerebro, ha rechazado profundizar en la polémica. "Sé distinguir lo que es un insulto, que fui a la universidad", ha zanjado.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN Y MÁS PROFESIONALES

Además de censurar la "falta de elegancia" de Feijóo por haber aludido a los prematuros, Villares ha cargado con dureza contra los "malditos recortes" y ha preguntado al presidente si le "compensó el ahorro" de A Estrada.

Dicho esto, le ha pedido reorientar las políticas y ha garantizado que tendrá el apoyo de En Marea si "modifica el crédito" presupuestario de inmediato para dotar a los centros gallegos sanitarios de más profesionales.

Feijóo, previamente, en su defensa de la sanidad pública, había defendido que la plantilla aumentó en 1.500 efectivos.

Durante el debate, el portavoz de En Marea también ha pedido crear una comisión de investigación parlamentaria para "investigar cuáles son las causas" de lo ocurrido en A Estrada y hacer, si es preciso, "una propuesta de reforma legislativa" para que no se repita lo ocurrido. "Si la ley permite que pueda morir gente por falta de atención médica, hay que cambiarla", ha esgrimido.

PLAN DE MEJORA DE ATENCIÓN PRIMARIA DEL BNG

También la nacionalista Ana Pontón, en la confrontación dialéctica previa con Feijóo, ha advertido que "los recortes matan" y ha instado a reorientar las políticas sanitarias de la Administración autonómica.

Para ello, ha sugerido al presidente gallego que aproveche la remodelación de Gobierno pendiente para destituir al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

Pontón también ha advertido que lo ocurrido en A Estrada "no se tapa con publicidad y propaganda", y ha puesto sus propuestas encima de la mesa, instando a "investigar en la Cámara" lo ocurrido, pero también a impulsar un plan de mejora de la Atención Primaria que garantice que haya siempre "como mínimo" dos equipos con personal médico y enfermería en los centros.