El Consejo de Gobierno ha autorizado el decreto por el que se aprueba el Reglamento de Participación Ciudadana, un documento al que se han incorporado la mayor parte de las más de 200 propuestas recibidas por parte de la ciudadanía y de la sociedad civil.

Entre las principales novedades, el Gobierno regional no se limitará a recabar la opinión de los ciudadanos a través de encuestas, sino que cualquiera podrá hacer libremente las aportaciones que crea que el Gobierno murciano debe tener en cuenta a través de un nuevo canal de participación.

En concreto, el reglamento regula los siguientes instrumentos de participación: Aportaciones ciudadanas; Consultas públicas; Foros de participación ciudadana; Iniciativas ciudadanas de regulación reglamentaria y de acción pública; Procesos de deliberación participativa y Presupuestos participativos.

La participación se puede realizar a través del canal existente en la página de Transparencia, donde los ciudadanos podrán introducir nuevos temas de debate sobre lo que estimen oportuno.

Así lo ha hecho saber la consejera de Transparencia, Participación y Portavoz, Noelia Arroyo, quien ha señalado que este reglamento, elaborado durante los últimos tres años, desarrolla la Ley 12/2014 de 16 de diciembre de Transparencia y Participación, y contempla un avance tecnológico para poder alcanzar una mayor interacción con la ciudadanía, mediante un nuevo canal de participación que mejorará la interactuación que ya existe.

Este nuevo canal contará con "más novedades tecnológicas, para que todos los ciudadanos puedan participar en la toma de decisiones de la Comunidad de forma ágil y sencilla", según Arroyo.

A través del Reglamento se crea un Consejo Asesor Regional de Participación Ciudadana, conformado por 20 personas elegidas por las entidades ciudadanas, expertos y empleados públicos y que estará en marcha antes de final de año.

En este Consejo habrá representación de las entidades ciudadanas que estén inscritas en el censo de participación ciudadana de la Región, y "tendrán un papel fundamental los expertos externos de reconocido prestigio".

Además, se eliminan trabas a la participación con el objetivo de lograr que los más jóvenes se incorporen. De hecho, una de las novedades que contempla el reglamento es que se abre la participación a menores a partir de los 14 años, fruto de un compromiso del Gobierno con el valor educativo de la participación entre los más jóvenes, que nace de una reivindicación de Unicef.

Las consultas públicas continuarán en curso y teniendo en cuenta que el ámbito donde la participación es más cercana al ciudadano es el local, se establecen y amplían las medidas de fomento de la participación por parte de la Administración regional hacia los ayuntamientos.