"Yo, como profesional de la administración local, dudo de la legalidad de ese planteamiento", ha manifestado en una rueda de prensa celebrada este miércoles al ser preguntado por el anuncio de los socialistas vigueses.

Asimismo, ha considerado que este anuncio muestra "la desesperación e incongruencia" del alcalde de Vigo, Abel Caballero, que "lanzó una amenaza para que no se investigase su gestión". "Con lo fácil que tendría dar explicaciones en el Ayuntamiento si no hay nada que ocultar", ha expresado el también conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

Además, le ha recordado al regidor vigués que quien pide la comisión de investigación en el Parlamento de Galicia, aprobada el martes con la abstención del PP, son "otros partidos". "Uno de ellos socio de gobierno de muchos concejales de Abel Caballero en la Diputación", ha subrayado en referencia al gobierno provincial de Pontevedra. Tras ello, ha incidido en que "lo que dijo el PP es que no se iba a oponer" ante la "falta de explicaciones y las amenazas" del alcalde de Vigo.

Dicho esto, ha considerado que, con la "documentación de la que se dispone", "ese concierto se celebró porque quien podía decir que no se celebraba, a la vista de que no había seguridad, es el Ayuntamiento de Vigo".

"A partir de ahí, las responsabilidades se van a ver sin olvidarnos de que hay un proceso judicial abierto. Pero aquí hablamos de responsabilidades políticas", ha zanjado.