Los grupos de la oposición del Parlamento de Galicia -En Marea, PSdeG y BNG- han culpado a la Xunta de hacer "oídos sordos" ante las reivindicaciones del personal sanitario del Servizo Galego de Saúde (Sergas), lo que creen que tuvo como "consecuencia" el fallecimiento de un hombre en el Punto de Atención Continuada de A Estrada (Pontevedra) el pasado sábado 4 de agosto, mientras el médico responsable se encontraba fuera del centro.

Ante ello, el diputado del PP Aurelio Núñez Centeno les ha acusado de "utilizar la muerte de un paciente" para hacer política, al tiempo que se ha referido a lo ya manifestado por el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención este miércoles en la Cámara autonómica, en la que se comprometió a que habrá una investigación "rigurosa" por parte de Inspección Sanitaria.

Durante el pleno parlamentario, la diputada del BNG Montse Prado ha defendido una proposición no de ley -rechazada con los votos en contra del PP- que, a raíz de lo sucedido en A Estrada, pedía que los máximos responsables de la Consellería de Sanidade y del Sergas den "explicaciones urgentes" en el Legislativo autonómico.

Además, el Bloque ha demandado atender "sin más dilaciones" las demandas de los profesionales sanitarios de los PAC, un servicio "que sigue con los mismos recursos materiales y humanos desde hace diez años". Y es que, según ha afirmado Prado, "no se sustituyen ausencias" ni hay "refuerzos" durante los fines de semana, en lo que ve un "maltrato de personal" por parte del Sergas.

"La realidad es que los profesionales, al límite, ponen su vida al servicio (de la sanidad pública)", según ha apuntado la nacionalista en referencia a una carta del personal sanitario de la atención continuada en la que, el pasado 15 de julio, advertía de "algo grave que iba a suceder".

"Si ante ello no considera que ningún representante político tiene que dar explicaciones (...) faltan soluciones y les sobra prepotencia", ha esgrimido la parlamentaria.

EL GOBIERNO GALLEGO NO HIZO "NADA"

Por su parte, el diputado socialista Julio Torrado ha añadido que, ante lo sucedido en A Estrada, el "debate" interno de la Xunta "no era resolver" esta cuestión, sino que "no les manchen" los problemas: "¿Qué hizo el Gobierno gallego para resolverlo? Nada", ha sugerido el parlamentario.

Asimismo, Torrado ha lamentado que "lo dramático" es que el fallecimiento del paciente "puede volver a ocurrir", ya que el PP, tal y como ha recordado, "votó en contra" de diversas propuestas de aumentar el personal de los PAC.

En este sentido, la diputada de En Marea Eva Solla ha apostillado que esta medida se rechazó "todas las veces" que se llevó al Parlamento, así como diversas iniciativas para dotar de "más ambulancias" y "mejorar el trabajo" en los PAC. "Las demandas de los profesionales siguen sin atenderse", asegura.

No en vano, Solla ha criticado que la atención primaria representa, según sus números, "tan solo" el 15 por ciento del presupuesto sanitario, una "insuficiencia" que supone "tener un solo equipo" trabajando en los PAC.

"UTILIZACIÓN POLÍTICA"

Ante todo ello, el diputado popular Núñez Centeno ha defendido que el equipo asistencial del centro de A Estrada tuvo que salir "de urgencia" hacia un domicilio, mientras el paciente en cuestión fue "reanimado, sin éxito, durante 30 minutos" por el personal que se encontraba en el PAC. Así, el PP denuncia el "intento de utilización política de lo sucedido" cuando la resolución de problemas de la atención continuada es "del 91 por ciento".

En cuanto a las acusaciones de "recortes" por parte de la oposición, Núñez Centeno se ha excusado en el "déficit" de personal en Galicia "y en el conjunto de España", mientras que ha preguntado al resto de grupos si "piensan, de verdad, si sería sostenible duplicar el personal de los PAC".

"En ocasiones tienen que salir los dos equipos, ¿o piensan hacer ustedes que uno de los dos se quede obligatoriamente en el centro?", ha cuestionado.

HOSPITAL DE CONXO

En otro orden de cosas, también ha sido rechazada, con los votos en contra del PP, una propuesta de los socialistas para que la Xunta tuviese en cuenta un informe del Defensor del Pueblo que apunta a la "falta" de seguimiento de los pacientes del Hospital Psiquiátrico de Conxo, en Santiago, con unas instalaciones "obsoletas".

En este sentido, el diputado del PSdeG Julio Torrado ha asegurado que el documento informa de que "no existe" un seguimiento que decida si las personas deben mantenerse ingresadas o no: "No hay informes suficientes que permitan acreditar que algunos pacientes deben seguir internos" tras "más de 30 años, y algunas incluso 50".

Seguidamente, Montse Prado ha lamentado que esta situación "no es la primera vez" que se lleva al Parlamento, a lo que el Gobierno gallego, incide, "hizo caso omiso".

En referencia a un informe del Movemento Galego de Saúde Mental, Prado considera de "extrema gravedad" que el hospital psiquiátrico tiene una "carencia" de personal, al tiempo que ha apuntado a "situaciones de tortura" que, afirma, se dan en sus instalaciones.

Así, la parlamentaria de En Marea Eva Solla se ha remontado a los episodios de "suicidio y violaciones" en el centro de Conxo que se llevaron a la Cámara "hace año y medio", sin que la Consellería de Sanidade tome "medida alguna".

En este contexto, la diputada del grupo popular Encarnación Amigo Díaz ha sostenido que "todas las áreas de salud mental tienen las instalaciones adecuadas", al tiempo que ha señalado que las medidas de seguridad adoptadas se ajustan a un "protocolo de inmovilización" que "garantiza la salud y la integridad de los pacientes".

Además, la parlamentaria ha dicho "echar de menos" una parte del documento que recoge, según sus palabras, que el personal "trata a los enfermos con cariño y cercanía". Así todo, Amigo Díaz ha asegurado que la Xunta "tendrá en consideración" los informes "para acometer medidas de mejora necesarias".

RESIDENCIAS DE MAYORES

En otro orden de cosas, la diputada del PSdeG Noela Blanco ha presentado una proposición no de ley, también rechazada con los votos en contra del PP, para "aumentar las plazas" públicas de las residencias de mayores en Galicia, actualmente "insuficientes", puesto que, tal y como ha añadido, desde que Feijóo es presidente, la oferta privada "aumentó un 110 por ciento".

Por su parte, la parlamentaria de En Marea Paula Vázquez Verao ha animado a aprobar esta propuesta ante el "reto" en materia de envejecimiento de la Comunidad, pues actualmente "las personas mayores de 65 años representan ya más del 25 por ciento" de la población gallega. "Esta estructura lleva a mayores tasas de dependencia", ha asegurado.

Así, Montse Prado ha censurado que la Xunta "persiste en lanzar un mensaje de ser los campeones que más invierten" en esta materia, cuando la "realidad esconde que cada vez se atiende con recursos de menor coste": "Aumentan el número de personas atendidas, mientras el presupuesto no va en aumento".

En este contexto, la diputada del PP Raquel Rodríguez Arias ha respondido que el presidente de la Xunta anunció que, antes de acabar 2018, 60.000 personas dependientes serán atendidas.

Y es que, según sus números, más de 7.000 plazas de residencias gallegas son públicas o se sostienen con fondos públicos, una cifra que es "un 40 por ciento" superior que en la 2009, si bien, ha recordado, también hay residencias municipales y pertenecientes a organizaciones sin ánimo de lucro.