El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Agua y Huerta, Antonio Navarro, ha explicado que previsiblemente los dos carriles que están en obras en las dos grandes avenidas del norte de la ciudad, Juan Carlos I y Juan de Borbón, estarán concluidas a final de año, concretamente para el mes de diciembre. Así como que para febrero o marzo del próximo año estarán finalizados los cinco proyectos de carriles bici que existen actualmente.

Y es que la Mesa de Contratación, presidida por el concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez-Oliva, ha propuesto la adjudicación de tres carriles bici en el casco urbano mediante tres lotes a las empresas Serrano Aznar, Urdecon y Obras y Servicios Públicos.

Estos viales destinados a la circulación de bicicletas se ejecutarán en avenida Rector Loustau, Obispo Frutos y Ronda Garay; en el entorno del casco histórico de Murcia; y en Ronda Sur y conexión con Avenida Pío Baroja, según ha detallado el director de la Oficina de la Bicicleta, José Hurtado.

De tal forma, ha avanzado, que para febrero o el próximo mes de marzo estarían finalizados los cinco proyectos de carriles bici que existen actualmente. Para septiembre ya se están estudiando dos proyectos de carril bici más, a lo que hay que sumar un tramo en El Esparragal y el que une la Pasarlea Monterola con el barrio del Carmen y llega prácticamente hasta la estación del Rollo, ha añadido.

Además está en estudio y se presentará en septiembre a todos los colectivos, el que carril que viene por Teniente Flomesta, que va por todo el río, y permitirá unir tres proyectos de carriles en bici ahora mismo en marcha.

Por otro lado, la Mesa de Contratación ha solicitado documentación a la empresa Trisacor, sobre el proyecto de reparación de fachadas del Palacio de los Deportes, por ser la que mejor oferta ha realizado.

Estas obras se realizan para eliminar grietas y humedades que afectan a la fachada de la instalación deportiva, garantizando así la seguridad de los usuarios y evitando desprendimientos, según informan fuentes municipales.

Por ello se sustituirá el aplacado de la fachada y de las escaleras exteriores, que también serán consolidadas, y se reparará la estructura de pilares y losas. Las obras se realizarán en un plazo máximo de seis meses.