El pasado domingo, 9 de septiembre, varios vecinos de Santa Pola amanecieron con daños en sus vehículos, la mayoría en los espejos retrovisores. Horas después, recibieron en sus móviles varios vídeos que mostraban cómo tres jóvenes pateaban los coches y alardeaban en redes sociales.

En un día, la Guardia Civil ha identificado a los presuntos causantes del vandalismo: dos menores de edad y otro de 18 años. Los jóvenes, "conocedores del revuelo que se había formado en las redes sociales" y a sabiendas de que el caso era investigado, se presentaron voluntariamente y fueron detenidos como presuntos autores de nueve delitos de daños.

Tras prestar declaración, los tres jóvenes han quedado en libertad. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de Elche (Alicante), en el caso del mayor de edad, y a Fiscalía de Menores de Alicante los dos menores.

Aunque la valoración total de los daños está por determinar, a expensa de los informes periciales correspondientes, por el momento la cifra asciende a más de 1.600 euros por la reparación de dos de los nueve coches.