El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha destacado que, "en un sistema sanitario avanzado como el nuestro, es fundamental el esfuerzo conjunto de la organización y sus profesionales, pero también el de la ciudadanía para seguir avanzando hacia una asistencia sanitaria en Euskadi más segura".

En esta línea, fomentar la implicación de los pacientes en su propia seguridad será el principal objetivo de la primera Semana de la Seguridad del Paciente, que el Departamento de Salud y Osakidetza iniciarán el lunes, 17 septiembre, jornada mundial dedicada a la Seguridad del Paciente por la Organización Mundial de la Salud.

Entre las actividades programadas hasta el domingo 23, se llevarán a cabo acciones de sensibilización en puntos de información en los principales hospitales y centros de salud de Osakidetza, con la colaboración de los "referentes de Seguridad" de las distintas organizaciones y cerca de 200 profesionales de Osakidetza y estudiantes de ciencias de la salud. Asimismo, se colocarán lonas en las fachadas de diferentes puntos, y se difundirán 2.000 carteles y 130.000 folletos.

Paralelamente, se han establecido también acuerdos con diferentes instituciones, los principales ayuntamientos vascos y otras corporaciones, para ayudar a difundir los mensajes. Además, varios vídeos informativos estarán a disposición de la ciudadanía en el canal de YouTube de Osakidetza.

El objetivo de todas estas acciones informativas es "seguir avanzando con nuevas y novedosas medidas en beneficio de todos los pacientes y situar a Euskadi a la vanguardia de las acciones a favor de una mayor seguridad en la asistencia sanitaria", ha explicado la Consejería de Salud.

LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD

Esta nueva iniciativa se enmarca en el desarrollo de la nueva Estrategia de Seguridad del Paciente 2020, presentada el pasado mes de marzo, que pretende "ahondar en los logros" obtenidos con la anterior estrategia 2013-2016, el primer documento que recogía los diferentes proyectos en materia de Seguridad del Paciente impulsados por Osakidetza.

En esta estrategia, ha apuntado la Consejería que dirige Jon Darpón, "la implicación del paciente en su seguridad vuelve a constituir una línea específica de acción, a la que se le pretende dar un nuevo impulso". De este modo, se trata de que los pacientes, sus familiares y cuidadores puedan contribuir a prevenir o detectar precozmente los fallos que puedan originarse durante la asistencia.

"Una tarea nada sencilla, puesto que requiere un enfoque integral y equilibrado que incorpore y potencie el papel del paciente, sin olvidar que la responsabilidad principal de la seguridad recae en el propio sistema sanitario", han subrayado sus responsables.

Por ello, se ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización que incide en la identificación (para que se identifiquen correctamente y verifiquen sus datos personales en la documentación) y el tratamiento (para que conozcan su tratamiento habitual, dispongan siempre de la hoja de tratamiento activo, comuniquen sus alergias y consulten cualquier duda sobre medicación). También se hace hincapié en la higiene de manos como una de las principales medidas para prevenir la transmisión de infecciones.