Así lo indica la concejal socialista María Isabel Lorite, que ha señalado en un comunicado que "ya son más los centros en los que el PP va a pasar de largo que en aquellos donde va a intervenir, encima con el curso ya en marcha".

Así, ha indicado que "por los siete centros en los que el Ayuntamiento va a hacer un repaso de chapa y pintura hay otros tantos en los que el PP ni está ni se le espera, están castigados sin obras". Por eso, ha incidido en que "el plan de arreglo de colegios del PP se queda corto y ni siquiera ha comenzado a ejecutarse".

En este sentido, la edil ha explicado que al menos siete colegios de la capital que no figuran en la lista de centros del plan de arreglo municipal "nos han hecho llegar una lista de deficiencias importantes que habría que acometer aunque sea tarde".

Este es el caso del colegio Nuestra Señora de la Capilla, que ha hecho llegar insistentemente al final de cada curso al Ayuntamiento una propuesta de arreglo de las pistas deportivas en las que además se celebran competiciones deportivas, o el Antonio Prieto, que tiene problemas de goteras en el tejado y necesita pintura para acabar con las manchas de humedad en el gimnasio y el patio, una situación similar al de Las Infantas.

Según el PSOE, tampoco va a actuar el Ayuntamiento en el María Zambrano, donde la Dirección ha pedido una rampa de acceso al patio para facilitar el tránsito del autobús escolar, o del Alfonso Sancho, donde además de los problemas de la red de saneamiento reclama una desinsectación general del centro. A ellos se une la situación del Martín Noguera, pendiente de pintura y arreglo de goteras, o del San José de Calasanz, que pide al Ayuntamiento mejores accesos al centro.

Lorite ha señalado que este es el panorama con el alumnado y profesorado de la capital afrontan la vuelta al colegio. Asimismo, ha criticado la escasa cobertura del plan de arreglos "básicamente de chapa y pintura en tejados y paredes".

En este sentido, la edil ha recordado que el PSOE ya denunció que estas reparaciones, que se van a hacer en los colegios con los estudiantes dentro, llegan "tarde, mal y nunca".