La bodega rocianera comienza la recolección de la uva de la variedad zalema, la autóctona que diferencia y distingue a la Denominación de Origen Condado de Huelva, con unos días de retraso respecto a la vendimia de años precedentes debido a la maduración tardía de la fruta por causas climatológicas, aunque inferior al retraso experimentado en la cosecha de las variedades tintas.

La uva zalema, de la que se obtienen los afamados vinos blancos del Condado, es la de mayor volumen dentro de la campaña de la vendimia, ya que representa entre un 85 y un 90 por ciento del total de la producción de la comarca.

Respecto a la calidad, el presidente de la cooperativa rocianera, Ceferino Martín, ha destacado que "será muy buena, mejor que el año pasado" debido sobre todo a una maduración más tardía a causa de las condiciones climatológicas.

En este sentido, el enólogo de la cooperativa, Diego Bort, ha explicado que "la fruta ha madurado más lentamente y eso hace que el mosto que se obtiene sea aún mejor", a lo que ha añadido que "el verano ha sido más benigno en cuanto a temperaturas y eso ha beneficiado a la calidad de la uva".

Bodegas del Socorro inicia la recolección de la uva zalema después de concluir estos días la cosecha de la uva tinta, en concreto de las variedades Syrah y Tempranillo, que ha cerrado con una producción de 150.000 kilos, 20.000 más que el pasado año, lo que representa un incremento del 13,3 por ciento.

"La uva tinta se ha retrasado este año incluso algo más que la zalema debido también a una maduración tardía por las condiciones meteorológicas, pero ha sido de una calidad excelente", ha subrayado el presidente de la cooperativa.

La Cooperativa Vitivinícola Nuestra Señora del Socorro está amparada bajo la Denominación de Origen Condado de Huelva, una comarca que cuenta con una importantísima historia ligada a la producción de vino. Fundada oficialmente en el año 1957, la cooperativa se ha convertido en una de las más importantes del Condado de Huelva, con 650 hectáreas y 320 socios.